Los parlamentarios Luck y Labbé denunciaron que pese a su sueldo de $2,5 millones, existe una docena de miembros que recibieron el aporte. «Algunas manzanas podridas están pudriendo el canasto completo», manifestó Labbé.

Los diputados Karin Luck, de Renovación Nacional (RN), y Cristián Labbé, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), acusaron que 12 miembros de la Convención Constitucional (CC) recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) Universal correspondiente al mes de julio.

Según informó el propio parlamentario de la UDI, en conjunto con su par de RN decidieron averiguar, mediante su equipo asesor, si los constituyentes estaban percibiendo el aporte estatal. Esto tras una consulta de una vecina de su distrito sobre si ellos, como miembros del Congreso, pueden acceder al beneficio.

“Se solicitó y se recabó la información a través de la página del Gobierno, del Ministerio de Desarrollo Social. Es información que es pública“, manifestó, junto con revelar que la situación contempla a 12 miembros de la CC.

Además de expresar que “algunas manzanas podridas están pudriendo el canasto completo“, Labbé llamó a que los involucrados se dispongan a “escribir la Constitución y sean más cuidadosos con recibir ayudas del Estado”.

Según la denuncia de los congresistas, estos son los 12 convencionales que recibieron el beneficio:

Damaris Abarca González (IND-Apruebo Dignidad)
Mariela Serey Jiménez (Apruebo Dignidad-IND)
Valentina Miranda Arce (Apruebo Dignidad-PC)
Tatiana Urrutia Herrera ( Apruebo Dignidad-RD)
Constanza San Juan Standen (Asamblea Constituyente Atacama)
Giovanna Grandón Caro (Lista del Pueblo)
Alejandra Pérez Espina (Lista del Pueblo)
Rodrigo Rojas Vade (Lista del Pueblo)
Cristóbal Andrade León (Lista del Pueblo)
Vanessa Hoppe Espoz (Apruebo Dignidad-PC)
Helmuth Martinez Llancapan (Lista del Pueblo)
Camila Zárate Zárate (Lista del Pueblo)

Karin Luck, por su parte, sostuvo que “hay constituyentes que si vemos el núcleo familiar de acuerdo a la información, no deberían estar calificados para el IFE, entonces se deberían haber salido. Les recuerdo a todos que cuando uno llena la hoja, es una declaración jurada que tiene que afirmar que los datos que uno entrega son verdaderos“.

En esa línea, afirmó que “ninguna persona que ostenta un cargo público debería recibir el IFE. (…) No estamos hablando anterior a que hayan salido electos; estamos hablando post asunción“. Además enfatizó en la renta de $2,5 millones que se pagan por el cargo.

Asimismo, la diputada no descartó que, al igual que el mes constatado, vuelvan a aparecer como beneficiarios, pero con la ayuda perteneciente a agosto.

Otro que se pronunció sobre el tema fue el representen del distrito 11 en la Cámara Baja Francisco Undurraga (Evópoli), quien catalogó el actuar como “un insulto para la ciudadanía” y apuntó a que “los propios convencionales hubiesen renunciado a su derecho al IFE, dado los ingresos que la Constituyente les está otorgando”.

El parlamentario indicó que aunque hayan calificado para optar a la ayuda económica, “ellos mismos deberían revisar su situación” y “así como uno entra” tendrían que salir del Registro Social de Hogares.