Ex jugadoras de Everton demandan al club por vulneración de derechos laborales

234

Las futbolistas se asesoraron con ANJUFF para demandar a Everton. En el escrito aseguran que vieron vulnerado el derecho a la igualdad y no discriminación, y también a la libertad de trabajo.

Este miércoles, la ANJUFF informó que cuatro ex jugadoras de Everton demandaron al club por reconocimiento de la relación laboral. Ante el Tribunal del Trabajo de Valparaíso, las futbolistas ingresaron el documento legal hace unos días, y en él detallan “las irregulares condiciones laborales que se encontraban las futbolistas”.

La Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino está apoyando la acción de las jugadoras (cuyo nombre no fue revelado); asimismo, tanto el SIFUP en Chile como el Sindicato Mundial de Futbolistas (FIFPro), han extendido el respaldo a la acción judicial.

El fútbol femenino llegó para quedarse, ¿por qué les cuesta tanto asumirlo?

Natalia Bravo, abogada patrocinante del caso, explicó la demanda contra Everton en un comunicado. “A través de esta acción judicial buscamos que se declare la relación laboral que existe entre el club y las jugadoras. Además, la acción es acompañada por la solicitud de que se declare que las condiciones en que se ejerce este trabajo son discriminatorias, en relación a la misma actividad desempeñada por el plantel masculino profesional”, señaló.

¿En qué se basan?

Los hechos que detallan en la demanda contra Everton y que justificarían la relación laboral entre las futbolistas y el club los reveló Iona Rothfeld. Entre ellos, se encuentra el cumplimiento de horarios de trabajo de lunes a viernes, que se prolongaba al fin de semana en caso de partidos. Se suman también las horas extra para evaluaciones nutricionales.

En caso de inasistencia, las jugadoras recibían sanciones: reprimienda verbal individual, pública, o no convocatoria a los duelos del Campeonato Nacional. También está el hecho de que, para hablar con la prensa, debían pedir permiso al club, que hoy tiene retenido su pase hasta 2022 y les impide buscar nuevo equipo.

La demanda contra Everton

“Para que exista una vulneración de derechos fundamentales, como sucede en este caso, se tiene que tener una relación laboral. Los indicios y hechos demuestran que las jugadoras sí la tenían con Everton“, explicó Rothfeld como vocera de la ANJUFF. En la demanda aseguran que el club vulneró dos derechos fundamentales de las jugadoras: el primero es el derecho a la igualdad y no discriminación. El segundo es a la libertad de trabajo.

Respecto al primero, el comunicado señala que “acusan que fueron discriminadas, en primera instancia, por género. Sus pares del plantel masculino tienen mejores condiciones laborales (contrato, sueldo, entre otros). En segundo lugar, en relación a sus pares en otros clubes, pues hay jugadoras que sí tienen contrato laboral y participan del mismo campeonato”.

Por otro lado, el derecho a la libertad de trabajo también estaría siendo vulnerado. ¿Por qué? Las jugadoras indican en la demanda contra Everton que “nosotras seguimos perteneciendo al club hasta febrero de 2022. No podemos trabajar para ningún otro club chileno en campeonatos organizados por la ANFP“.

La importancia de esta demanda está ligada con la eventual profesionalización del fútbol practicado por mujeres en el país. De comprobarse la relación laboral entre las jugadoras y el club, ¿qué impide que otras futbolistas puedan exigirle lo mismo a sus directivas? El documento legal emanado por ANJUFF asegura que Everton vulneró derechos del código del trabajo, de la Constitución, de tratados internacionales y del reglamento ANFP.

“La demanda es algo inédito y puede cambiar la historia de la profesionalización del fútbol en Chile. La ANJUFF se creó con el objetivo de desarrollar el fútbol femenino y apoyar a las jugadoras en estas causas. Estamos tremendamente convencidas de que vamos por el camino correcto. Estas jugadoras han tenido que pasar por mucho y han sido muy valientes por dar a conocer su caso y optar por esta vía“, agregó Iona Rothfeld.