Según explicó el diputado Marcos Ilabaca, «el presidente de la República debe entregar todos los medios técnicos, de infraestructura y financieros» para el desarrollo del proceso constituyente. El diputado Andrés Longton dijo que la idea le parece «de mal gusto».

Un grupo de diputados de oposición evalúan presentar una acusación constitucional contra el presidente de la República, Sebastián Piñera, por su eventual responsabilidad en la frustrada sesión de la Convención Constitucional el día lunes.

Los constituyentes, quienes a las 15:00 horas debían comenzar su primera sesión, no pudieron trabajar debido a que no estaban dadas las condiciones técnicas para ello.

En conversación con CNN Chile, el diputado Marcos Ilabaca (PS), presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara, afirmó que “la responsabilidad primaria, y así lo establecimos cuando modificamos la Constitución, es del presidente de la República. El presidente de la República debe entregar todos los medios técnicos, de infraestructura y financieros para el correcto funcionamiento de la Convención Constitucional”.

Las responsabilidades del ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, y del secretario ejecutivo de la CC, Francisco Encina, son – a su juicio – secundarias.

“El presidente no ha cumplido con una instrucción constitucional y eso claramente implica responsabilidad por parte de él”, agregó. “Lo que sucedió ayer fue un bochorno mundial”, lamentó.

En esa sentido, varios diputados ya estarían analizando presentar una acusación constitucional contra el presidente por “notable abandono de deberes”, mientras que este martes la Comisión de Constitución abrirá la sesión discutiendo el tema.

Desde el oficialismo, el diputado Andrés Longton (RN) señaló que “a estas alturas me parece de mal gusto estar acusando por cualquier situación al presidente o a sus ministros”.

“Claramente hubo errores del punto de vista administrativo y eso nadie lo desconoce, y obviamente que la Secretaría General de la Presidencia era responsable de que esto pudiera funcionar en orden, y me parece que en gran parte fue así”, dijo refiriéndose a la ceremonia inaugural.

Sin embargo, sostuvo que “no por cualquier falencia desde el punto de vista administrativo tenemos que andar pidiendo la renuncia de todo el mundo”.