Con la finalidad de aportar al bienestar que genera el agua potable, Essbio está construyendo un nuevo estanque de almacenamiento, que se suma a los otros tres ya existentes y que permiten garantizar un suministro constante y seguro de agua potable, especialmente en situaciones adversas como el cambio climático y acompañar el crecimiento de la ciudad.

La nueva infraestructura, que forma parte del plan de inversiones desplegado por Essbio en distintas localidades para robustecer la infraestructura y mejorar la prestación del servicio, significó una inversión de más de 600 millones de pesos.

Esta nueva estructura incorporará 750 mil litros de agua adicionales a la capacidad de distribución de este recinto, lo que permite aumentar la autonomía y la robustez de nuestro sistema, asegurando la calidad y la continuidad del servicio para la comuna.

El plan del quinquenio 2024-2028 para la Región de O’Higgins, tiene previsto invertir más de  $116 mil millones, con foco en  187 proyectos de aumento de capacidad, entre los que destaca la construcción de 17 estanques de agua potable.