CEAF establece “Ensayo de Portainjertos de Prunus y Riego subterráneo” en el Liceo Agrícola El Carmen de San Fernando

416

CEAF es una corporación que pertenece a la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, y al Gobierno Regional de O´Higgins (GORE).

Investigadores de la Línea de Agronomía del Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura, CEAF, realizaron las primeras evaluaciones del “Ensayo de Portainjertos y Riego” en conjunto con los alumnos del Liceo Agrícola El Carmen de la comuna de San Fernando, instancia que busca aportar conocimientos teóricos y prácticos del área de fruticultura y uso eficiente del recurso hídrico.

La iniciativa está presente en el establecimiento desde el año 2021 mediante un convenio de colaboración, “Ensayo de portainjertos de Prunus del Programa de Mejoramiento Genético de CEAF”, con una variedad comercial de nectarín, y con una futura proyección para ciruelo y almendro.

La Investigadora Líder de la Línea de Agronomía, Dra. Michelle Morales, destacó que “como el Liceo Agrícola El Carmen es reconocido por su especialización en el área, se acordó en conjunto montar este ensayo con un sistema de riego subterráneo, que consiste en enterrar las líneas de riego por goteo (diseñada para ello) y así reducir las pérdidas por evaporación directa y mejorar la eficiencia en un escenario de escasez hídrica”.

Según Morales, «en esta parcela se está probando este sistema enterrado para ajustar tasas de riego, frecuencia y tratamientos con restricción de hasta un 50% del agua aplicada, con ello podremos establecer umbrales y ahorros de agua en sistemas frutícolas que no están reportados. Al mismo tiempo, estamos probando cuatro nuevos portainjertos con características diferenciadoras que le permitirán ajustar manejos para aumentar la productividad”, señaló.

Santiago Gandulfo, asistente de investigación de la Línea de Agronomía del CEAF, por su parte, señaló que “en el Colegio Agrícola el Carmen trabajamos de la mano de los profesores y alumnos para que conozcan de primera fuente los resultados que se generan en las variedades injertadas sobre ellos, para que los jóvenes aprendan acerca de la utilidad e importancia que estas técnicas tienen para la fruticultura, lo que sin duda les servirá al salir a la vida laboral”.

En este sentido, Claudia Soto, jefa de producción y profesora de fruticultura de la escuela agrícola destacó que, “este tipo de ensayo permite que los estudiantes del liceo tengan una experiencia vivencial de lo que son las investigaciones para el mejoramiento de las especies frutales de la región. Hemos tenido varias actividades con el CEAF y ésta es la primera que hacemos en el liceo, porque la primera fue llevar a los alumnos al centro para ver este mismo ensayo en su lugar de origen”.

Asimismo, la profesora de fruticultura destacó que “la labor del CEAF es muy relevante, porque somos una región muy importante para la producción frutícola y es muy necesario que se hagan investigaciones, porque hay condiciones que han ido variando, una de ellas es el cambio climático, pero también hay variables comerciales que nos permiten tener avances rápidos de especies a nivel de portainjertos,  donde la posibilidad de llevar estos experimentos a su propio liceo es fundamental para que los niños pueden medir, analizar, comparar y ajustar manejos obtenidos por su propia experiencia, que se retienen con mayor facilidad”.

Para Rosalinda Ossa, alumna del 3°A Agrícola del Liceo El Carmen, destacó que “es muy importante que el CEAF nos venga a hablar de los portainjertos y la nueva técnica de riego, que nos va a ayudar en nuestro futuro, ya sea laboralmente, cuando hagamos nuestra práctica”.

En la ocasión, los investigadores de CEAF dictaron una charla sobre los atributos y productividad que le otorgan algunos portainjertos a la variedad injertada, y de algunas características que poseen.

“Este trabajo colaborativo es de gran interés para el Centro ya que genera conocimiento a los agricultores de la región, desde los liceos agrícolas y proyectamos el conocimiento a través de sus alumnos y futuros profesionales para afrontar una fruticultura moderna y eficiente”, concluyó la Dra. Michelle Morales.