Por cada infracción comprobada, las multas parten en $55 mil y llegan a casi $1,1 millones. La primera fase de la regulación de plásticos de un solo uso entra en vigencia en Chile este domingo. En esta etapa se prohibirá la entrega de productos como cubiertos, bombillas y envases de plumavit.

Aquello para el consumo en locales de venta de comida o para delivery. Además, esto también incluye a los supermercados.

Estos recintos deberán tener a disposición de los consumidores envases retornables de bebidas.

Sumado a eso, también deberán recibir estos contenedores vacíos para promover esta cadena.

De acuerdo al ministro (s) de Medio Ambiente, Marcelo Fernández, esta etapa de la ley generará una reducción anual de 23 mil toneladas de plásticos de un solo uso.

Multas y regulación

Infringir esta ley conllevará dos tipos de multas, recordó Fernández.

Las primeras, para locales de comida, pueden ir de $55 mil a $275 mil.

Las otras apuntan a los supermercados, que se exponen a sanciones que parten en 1 UTM hasta 20 UTM por cada vez que se compruebe una falta.

Lo anterior corresponde a pagos de $54.878 y $1.097.560, respectivamente.

El Gobierno confirmó que la fiscalización de esta fase recaerá en las municipalidades.

No obstante, se hizo un llamado a que la ciudadanía denuncie faltas.

Estas podrán concretarse tanto en los municipios o en los Juzgados de Policía Local.

“Lo que se promueve son cambios culturales y de hábito y también tienen contemplada la gradualidad”, dijo Fernández.

“Como país nos estamos moviendo con mucha fuerza a la economía circular y por eso estamos promoviendo que exista reciclaje y se reutilice”, añadió.

Otras regulaciones y la fase 2 de la regulación de plásticos de un solo uso

La segunda fase de la regulación de plásticos de un sólo uso comenzará en 2025, según el ministro (s).

Allí, la normativa incluirá a los locales comerciales que venden alimentos.

Esta prohibirá el uso de elementos o productos que no sean reutilizables al interior de cualquier recinto.

Y la modalidad de delivery también tendrá que seguir usando productos amigables en comidas y bebestibles.

De acuerdo a Oceana, las próximas regulaciones entrarán en vigor en agosto de 2023.

Para ese entonces todos los almacenes y minimarkets deberán vender y recibir botellas retornables.

Todas las regulaciones mencionadas regirán también en las dependencias de organismos públicos.

Esta ley tuvo su origen en un estudio realizado por Oceana y Plastic Oceans Chile.

Lo que se analizó fue la situación de la contaminación por plásticos en Chile y el mundo, así como legislaciones implementadas en otros países para hacerse cargo del problema.

Una de las conclusiones fue que los plásticos de un sólo uso eran los principales desechos encontrados en las playas, tanto a nivel nacional como internacional.

¿La razón? El reciclaje de estos productos, en la práctica, no se realiza.

Por su tamaño y poco peso no resultan atractivos para los recicladores.