Menor de edad fue encontrada sin vida, luego que sus padres la perdieran de vista por pocos segundos.

Luego de recibir una solicitud de parte del fiscal de turno de la Macrozona O’Higgins, personal de la Brigada de Homicidios (BH) Rancagua, en compañía de funcionarios del Laboratorio de Criminalística Regional (LACRIM) de la PDI, se trasladaron hasta el Hospital de Chimbarongo, con la finalidad de investigar las circunstancias en las que una niña de dos años de edad ingresó fallecida al lugar.

De acuerdo a los antecedentes que la Policía de Investigaciones pudo recopilar de manera preliminar, la menor fue llevada por sus familiares hasta el recinto asistencial, tras haber sufrido un presunto accidente en un recinto recreativo, ubicado en el sector Santa Adelia de la comuna de Chimbarongo.

Conforme a la información que los policías pudieron recopilar en el hospital, además del examen que la PDI efectuó al cuerpo de la niña, fue posible establecer que presentaba una fractura de cráneo y diversas erosiones de reciente data en su cuerpo.

Debido a lo anterior, los investigadores realizaron una serie de entrevistas a familiares y amigos de la familia de la víctima, además trasladarse hasta el sitio del suceso, para realizar una inspección ocular. Las diligencias permitieron determinar que, a eso del mediodía de ayer, la niña se traslado hasta el recinto recreativo en vehículo, junto a su familia y cercanos, lugar donde la menor se habría bajado del automóvil y, en el transcurso de pocos segundos que sus padres la perdieron de vista, fue encontrada por su hermano mayor con diversas lesiones e inconsciente.

De acuerdo a lo informado por la PDI, preliminarmente se trataría de un hecho accidental, del cual no habría testigos directos que puedan relatar lo que pasó con la menor en el breve lapso que fue perdida de vista, razón por la cual continúan realizando diligencias. Del mismo modo, señalaron que no descartan que alguno de los vehículos presentes en el lugar, tuviera alguna implicancia en el fallecimiento.