Desforestación: estudio internacional revela consecuencias medioambientales de programas de desarrollo rural

467

El estudio es parte de un proyecto de gran escala que se realiza desde 2008 en Gambia, África Occidental y en la que participan científicos entre los que se cuenta el profesor Dany Jaimovich, director del Doctorado en Economía de la Universidad de Talca. Las conclusiones de la investigación pueden ser aplicables en Chile: “Si los programas de productividad agrícola en zonas rurales de Chile no incorporan prohibiciones a intervenir bosque nativo, utilizar pesticidas peligrosos y otros elementos de conservación, es muy probable que termine teniendo consecuencias medioambientales negativas”, señaló el académico.

Programas de desarrollo rural que incorporen explícitamente la protección al medioambiente, es uno de los aspectos que destaca como necesarios el director del Doctorado en Economía de la Universidad de Talca, Dany Jaimovich.  

Esto luego de realizar un minucioso estudio en Gambia, país ubicado en África Occidental, en el que se analizaron las consecuencias de un Programa de Desarrollo Rural ejecutado por el Banco Mundial (BM) y que consistió en la entrega de diversos insumos agrícolas productivos y otros apoyos sociales en ámbitos de educación y salud, entre otros, a aldeas rurales.  

El resultado observado fue que el proyecto del BM arrojó algunos efectos indeseados en el entorno de las aldeas intervenidas.  

El estudio determinó que el programa no consideraba aspectos de protección para los escasos espacios boscosos dentro de la sabana. Es más, debido a los efectos de la expansión agrícola y los incendios forestales ese ecosistema se encuentra bajo amenaza de quedar completamente desertificado.  

La investigación, realizada por el académico en conjunto con otros dos científicos internacionales, se denominó: «Los efectos medioambientales de los programas de desarrollo rural: evidencia experimental en la sabana de África Occidental» y analizó diversos aspectos del Programa del BM, desde el 2008. Para generar sus conclusiones, el grupo de científicos reunió datos satelitales históricos de cobertura de bosques y los cruzó con información estadística de la implementación del proyecto. 

Resultados  

El análisis utiliza diversas técnicas econométricas, obteniendo estimaciones de cuánta es la desforestación causada por la iniciativa del Banco Mundial, debido a que su asignación a las aldeas fue realizada de forma experimental y aleatoria.  

Los resultados muestran que un efecto indeseado del Programa del BM fue el aumento de la desforestación, tanto en las aldeas que participaron del proyecto como en algunas vecinas. Se estima que, en ciertas zonas del país, hasta un 25% de la desforestación está ligada al programa.  

“La razones por las cuales aumenta la deforestación se asocian a la expansión de la ganadería y a que el aumento de bienestar asociado al Programa implicó mayor consumo de recursos del bosque, para la construcción de hogares o leña para cocinar, entre otros”, señaló el académico de la UTalca.  

El investigador agregó que el estudio, “es un llamado de alerta a los efectos de los programas de desarrollo en el medio ambiente. Hace algunos años se creía que al aumentar la productividad agrícola y mejorar las condiciones de vida de la población, se lograría controlar los efectos negativos del crecimiento económico en zonas rurales. Sin embargo, la investigación revela que eso no ocurre automáticamente, y que de hecho el efecto puede ser contrario al esperado”.  

Aplicación en Chile 

El documento científico -aceptado recientemente en la revista Journal of Development Economics, la más importante en el campo del Desarrollo Económico-, da cuenta que los programas de Desarrollo Rural deben tener incorporados la protección del medio ambiente como una parte integral de su diseño. Lo que aplica no sólo al contexto del estudio, si no que en forma general.  

“Por ejemplo, si los programas de productividad agrícola en zonas rurales de Chile no incorporan prohibiciones a intervenir bosque nativo, utilizar pesticidas peligrosos y otros elementos de conservación, es muy probable que terminen teniendo consecuencias medioambientales negativas”, precisó Jaimovich.  

“Esto también aplica a todo tipo de programa de desarrollo rural, tanto en productores agrícolas, comunidades indígenas, proyectos turísticos y otros”, concluyó.