Este viernes Carabineros de Chile comunicó que el Ministerio del Interior y Seguridad Pública aprobó las modificaciones de su Alto Mando institucional para el año 2022. Los generales inspectores Enrique Bassaletti y Mauricio Rodríguez son algunos de los uniformados llamados a retiro. Ambos, cuestionados por la Contraloría por su rol en el estallido social.

Este viernes Carabineros comunicó que el Ministerio del Interior y Seguridad Pública aprobó las modificaciones de su Alto Mando institucional para el año 2022.

A través de un comunicado, la institución detalló los cambios que habrán en los cargos directivos, propuestos por el General Director, Ricardo Yáñez Reveco.

En el documento también se afirma que el nuevo Alto Mando procurará dar continuidad a los “procesos de reforma y modernización, que vive la institución“.

“Seguiremos perseverando en el desafío de ser más y mejores profesionales al servicio de nuestra comunidad, para ofrecer un ‘Carabinero del Centenario’ eficiente, eficaz y siempre respetuoso de los derechos de las personas“, asegura el comunicado.

Algunos de los cambios informados corresponden a la llamada a retiro del General Inspector Enrique Alejandro Bassaletti Riess, quien fue uno de los nombres que la Contraloría General propuso suspender a raíz de su rol durante el estallido social.

Durante octubre de 2019, Bassaletti operaba como jefe de la Zona Metropolitana Este y fue uno de los principales cuestionados por el ente contralor respecto al actuar de los uniformados durante las manifestaciones ciudadanas.

También se notificó la llamada a retiro del General Inspector Mauricio Fernando Rodríguez Rodríguez, quien también figuró en la propuesta de Contraloría como responsable de las faltas al protocolo de la institución y el uso indebido de gases, escopetas antidisturbios y balas de goma durante las protestas.

Ambos uniformados fueron cuestionados por el organismo fiscalizador, luego de ser identificados como generales que estuvieron en servicio desempeñando funciones directas durante el estallido social.

Recordemos que a raíz del actuar de Carabineros durante las manifestaciones de la ciudadanía, al menos 425 personas fueron víctimas de lesiones o traumas oculares, entre octubre de 2019 y marzo de 2020, según detalló un reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos.