Los convencionales tienen un plazo de 48 horas para ingresar indicaciones, bajo el patrocinio de 30 constituyentes. El pleno votará la próxima semana las normativas en particular.

Este jueves, la Convención Constitucional aprobó en general, por 145 votos a favor, seis en contra y una abstención, el reglamento interno del órgano redactor.

De esta manera, los convencionales aprobaron que el artículo 94 de quórum de dos tercios deberá ser ratificado por mayoría simple.

La Convención también aprobó la propuesta de Ética (113 a favor, 28 en contra y 11 abstenciones), Participación y Consulta Indígena (125 a favor, 17 en contra y 10 abstenciones), Participación Popular (134 a favor, 5 en contra y 13 abstenciones) y Derechos Humanos (113 a favor, 23 en contra y 16 abstenciones).

Finalmente, el pleno estableció que los convencionales tienen un plazo de 48 horas para ingresar indicaciones a las normativas, sin embargo, estas deberán contar con el patrocinio de 30 constituyentes.

La votación en particular se realizará la próxima semana.

Al término de la sesión, los integrantes del órgano redactor entonaron el Himno Nacional con motivo de la conmemoración de Fiestas Patrias.

Discusión por los 2/3

En la previa de la votación en general del reglamento, la discusión estuvo enfocada en el quórum de dos tercios con el que se tienen que aprobar las normas constitucionales, según está establecido en la Constitución. Esto, luego que el convencional Agustín Squella (Lista del Apruebo) dijera que, en caso de no ratificarse dicho mecanismo de aprobación, “se acaba la Convención”.

“No podemos ver dos tercios como si siempre se tratara de un maleficio. Los dos tercios de la Constitución del ’80 fueron siempre inaceptables, pero estos son otros dos tercios, no son impuestos por una dictadura, fueron adoptados por un acuerdo de un Congreso democráticamente elegido”, expresó.

Por su parte, el convencional Marcos Barraza (Apruebo Dignidad) dijo que Squella “básicamente es un ejemplo de quien vive con nostalgia la democracia de los acuerdos. No se siente cómodo cuando hay soberanía popular; más bien quiere una democracia restrictiva, quiere tutelaje y por lo mismo, no escatima en argumentos catastrofistas para efectos de la Convención Constituyente”.

“Yo creo que la Convención está lejos de poder sucumbir o acabarse producto de una deliberación que es soberana al interior de la Convención Constituyente”, agregó.

En tanto, el convencional Fuad Chahin (Lista del Apruebo) sostuvo que “quienes están en contra de los dos tercios lograrán rechazar el (artículo) 94 con un tercio y favoreciéndose de las reglas de los dos tercios. La verdad, sería bastante inexplicable”.

Su par de Vamos Por Chile Cristián Monckeberg afirmó que “la norma de dos tercios está en la Constitución y esa es la que vale. Evidentemente, el óptimo es que tanto en el reglamento se apruebe esto de los dos tercios y que respalde lo que dice la Constitución”.

Sin embargo, señaló que “no sería tan lapidario como decir que esto se acaba de un día para otro. Lo que sí es importante es que se aprueben las reglas y esto se va construyendo día a día”.