Internet: Un servicio que debe estar presente en todo el país

194

Escribe Enrique Coulembier, CEO Mundo.

Debido a la crisis sanitaria, las empresas de telecomunicaciones tuvimos que reaccionar rápido y multiplicar nuestros esfuerzos, incluso adelantando parte de nuestras inversiones, para ser capaces de enfrentar el brusco aumento del uso de internet por parte de los chilenos. Gracias a este arduo trabajo nuestro país pasó del 50 al 62% de hogares con alguna solución de Internet fija, quedando en el primer lugar de América Latina, según la Subtel.

Pese esto, aún existen las zonas carentes de servicio o mal denominadas “zonas rojas”, comunas o sectores que son relegados, aludiendo  problemas de seguridad o incluso poco atractivo comercial. Bajos de Mena, Población El Castillo, La Victoria, y muchas otras, son ejemplos de familias y personas que estaban excluidas de la conectividad, porque no tenían opción. Mientras que otras comunas como Colina, Tiltil, San Pedro de Melipilla, Pirque, no eran rojas, pero, por su tamaño, hasta hace poco eran vistas como comercialmente poco viables.

En este sentido, si bien no podemos negar que existen atentados a la red y asaltos a los instaladores de fibra óptica, debemos comprender que son casos puntuales dentro de toda una comunidad de familias que necesitaban surgir y para ello la conectividad es fundamental, más aún hoy producto de la “nueva normalidad” de teletrabajo y telestudio.

Las telcos debemos asumir el rol clave que tenemos en acortar la brecha digital, lo que a su vez ayudará a disminuir la segregación social, ya que en la actualidad Internet es sinónimo de oportunidades. Nuestro trabajo y compromiso debe enfocarse en democratizar el uso de Internet y llegar a aquellos lugares en donde aún las personas no cuentan con este servicio que resulta clave en el día a día para todas las personas.