Luego de su completa remodelación, financiada íntegramente por el Ministerio del Deporte y el Instituto Nacional del Deporte (más de 600 millones de pesos), el estadio municipal de San Fernando, Jorge Silva Valenzuela, se ha transformado en el epicentro de todas las competencias atléticas en la Región de O’Higgins y este fin de semana, no fue la excepción.

Bajo una tenue garúa y cielos encapotados, se desarrolló el primer “Control Regional de Marcas Atletismo 2021”, iniciativa que es parte de un trabajo conjunto entre Gore O’Higgins y el IND, cuyo objetivo es fortalecer el deporte de alto rendimiento y ser un complemento al desarrollo del deporte inclusivo.

“Este proyecto que ya se encuentra en ejecución (patrocinado por la Corporación Municipal de Deportes Rancagua), tiene un costo de 105 millones de pesos. La idea es potenciar, a través, de mayor respaldo técnico a nuestros atletas y que de esa forma encuentren progresos controlados y estadísticos en cada proceso. En esta jornada, por ejemplo, hay hombres y mujeres (mayores de 16 años), provenientes de comunas, tales como, Rengo, San Vicente, Nancagua, Las Cabras, Rancagua, San Fernando, entre otras”, comenta el Seremi del Deporte, Diego Ramírez.

Por último, es relevante señalar, que dentro de la misma iniciativa ya están en funcionamiento los talleres de goalball en Santa Cruz y San Fernando; para natación en Pichilemu y Graneros; atletismo convencional y judo en Rancagua; atletismo paralímpico en Nancagua.