El paleoecólogo Claudio Latorre es el primer chileno y también latinoamericano en ser distinguido con el galardón Farouk El-Baz entregado por la Geological Society of America (GSA) de Estados Unidos.

Claudio Latorre, Investigador Asociado del Núcleo Milenio UPWELL y profesor titular de la Pontificia Universidad Católica, fue recientemente reconocido con el premio Farouk El-Baz, que otorga la Geological Society of America (GSA). El galardón, que es entregado por primera vez a un chileno y a un latinoamericano, reconoce la trayectoria de aquellos científicos que han realizado aportes significativos a la comprensión de los desiertos cálidos del mundo, como el de Atacama.

“Para mí es una distinción muy importante ya que dos de mis mentores fueron galardonados con el anteriormente; Jay Quade y Julio Betancourt. Esta es una de las máximas distinciones a la que podemos aspirar los investigadores que trabajamos en este tipo de ambientes, por lo que siempre bromeo diciendo que es como el ‘Nobel de los Desiertos’. Por esta razón, recibir este premio de parte de la Sociedad Geológica de Estados Unidos es realmente un honor y una tremenda sorpresa, ya que no estaba enterado de que había sido nominado”, afirma Claudio Latorre.

Fue el propio Julio Betancourt quien propuso a este premio al integrante del grupo de trabajo “Biogeoquímica de Humboldt” de UPWELL, a través de una carta destacando su amplia trayectoria y contribución al entendimiento de los efectos climatológicos, ecológicos, hidrológicos, y cambios geomorfológicos y culturales en el desierto de Atacama. Ambos se conocieron en 1995, cuando Latorre se trasladó al Laboratorio del Desierto de la Universidad de Arizona para realizar un magíster, período en el que también compartió con el geoquímico Jay Quade.

El también integrante del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) lleva más de dos décadas investigando el Desierto de Atacama, uno de los territorios más áridos del mundo. Durante este tiempo, el paleoecólogo ha explorado en profundidad este ecosistema, teniendo como propósito entender cómo ha variado el clima, la vegetación y los ciclos del agua durante los últimos 50 mil años. Por éstas y otras contribuciones a la investigación de zonas desérticas, el Doctor en Ecología y Biología Evolutiva fue distinguido con el premio Farouk El-Baz.

Premio Farouk El-Baz

El Premio Farouk El-Baz para la Investigación sobre el Desierto fue creado en 1999 por la Fundación GSA con el propósito de motivar a investigadores jóvenes a estudiar la evolución ambiental de los sistemas desérticos cálidos del planeta (se usa esa distinción para diferenciarlo de los desiertos polares). Recibe su nombre del Dr. Farouk El-Baz, profesor egipcio-americano de investigación y director del Centro de Teledetección de la Universidad de Boston, quien aportó la dotación inicial del premio y es mundialmente conocido por asesorar a los astronautas de las misiones Apolo en el muestreo de rocas en sus viajes a la luna y por sus investigaciones en sistemas áridos.