Esta mañana, el precandidato Mario Desbordes (RN) acudió a su local de sufragio ubicado en la comuna de Colina, región Metropolitana.

El abanderado de Renovación Nacional se refirió en primer lugar a la importancia de la revitalización de las instituciones y que recuperen la legitimidad que han perdido, añadiendo que “por eso estamos trabajando para ganar”.

“Es muy importante que esta nueva derecha se revitalice y pueda conectar con la derecha moderna, pero con la influencia de los años noventa y el cómo se hacen las cosas por parte del partido en Europa y el extranjero”, aseguró Desbordes.

También, enfatizó la importancia de que quienes lo apoyan a él o quienes apoyan a Chile Vamos se acerquen a votar, esto tras ser consultado por el desfavorable panorama que vive hoy en día la derecha en el país.

El precandidato aseguró que si vota la misma cantidad de gente que sufragó en 2017, el panorama no se vería tan difícil para su coalición, “yo espero ganar, pero de no ser así, apoyaré a cualquiera de los 3 candidatos que resulte ganador, de cara a las elecciones de noviembre”

“Las encuestas se han equivocado antes y se volverán a equivocar hoy…hay gente que me apoya y que me dice que jamás la han encuestado” agregó el político.

Respecto de sus propuestas, Desbordes aseguró que es imprescindible ponerse a trabajar el mismo día 11 de marzo en favor a las propuestas que aún no se cumplen, relacionadas a la Salud, las pensiones, medicamentos, deudas CAE, “y tantos otros abusos que siguen pendientes de solucionar”

“La nueva Constitución no solucionará esos problemas que la gente denuncia en las calles…estará lista en al menos un año y medio más”, finalizó el precandidato y excarabinero.

A pesar de que Joaquín Lavín (UDI) considera como mayor contrincante a Daniel Jadue (PC), al respecto Desbordes declaró que el primero se estaría dando por ganador, pero que “esperemos a contar los votos en la tarde primero”.