El líder izquierdista dio vuelta el tablero en el país vecino, mientras aún se espera el conteo de sufragios en el exterior, donde la abanderada de Fuerza Popular goza de alta adhesión.

Doce horas después de publicados los primeros resultados oficiales en Perú, el candidato izquierdista Pedro Castillo pasó al primer lugar de las preferencias en el balotaje presidencial, desplazando a su contendora, la derechista Keiko Fujimori, en unos comicios donde el voto rural está jugando un rol determinante.

Con el 94,266% de las actas procesadas, el abanderado de Perú Libre se está quedando con el 50,102% de los sufragios versus el 49,898% de su contendora, según los datos oficiales entregados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

El profesor izquierdista se está imponiendo con una diferencia de 34.192 votos, de acuerdo con la ONPE, en momentos que llegó a estar cerca de 100.000 sufragios abajo de Fujimori.

Factor determinante en este vuelco ha sido el conteo del voto rural, que históricamente ha demorado más por las complicaciones geográficas y donde Castillo ha logrado una gran adhesión. Sin embargo, aún es temprano para dar un ganador.

Todavía falta el conteo de la mayoría de los votos en el exterior, donde sólo se ha procesado el 23,372% de las actas.

Ahí, se espera que el triunfo sea de Fujimori, quien hasta el momento suma el 63,180% de las preferencias, versus el 36,820% de su adversario.

Aún resta conocer los resultados de Estados Unidos, España y Chile, que juntos suman más de la mitad del total de los votos en el exterior.

Este conteo será vital, ya que podría ratificar un triunfo de Castillo o devolverle el primer lugar a la líder de Fuerza Popular.