Debe ser revisado por este organismo, para luego de ello, ser publicado en el diario oficial lo que marcaría su entrada en vigencia. El nuevo PDA contiene medidas más exigentes a fin de reducir en un 59% los niveles de material particulado fino, que afecta la salud de la población.

El Ministerio del Medio Ambiente envió a Contraloría para toma de razón el nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica MP 2,5 del Valle Central de O’Higgins, marcando un avance en la tramitación de esta normativa que contiene medidas mucho más exigentes para lograr reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad de vida de más de 700 mil personas.

El Seremi del Medio Ambiente, Rodrigo Lagos, se mostró satisfecho por el avance respecto de esta materia y recalcó que “ha sido un largo proceso para sacar adelante este nuevo Plan de Descontaminación más exigente, para dar cumplimiento a nuestro compromiso con mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestra región. Gracias a las medidas contempladas en este nuevo Plan de Descontaminación, podremos reducir en un 59% los niveles de material particulado fino, tan dañino para la salud de las personas”.

El nuevo PDA considera una serie de medidas destinadas a mejorar las condiciones atmosféricas de las 17 comunas que constituyen la zona saturada, entre las que se pueden destacar una restricción progresiva del uso de leña en zonas urbanas, la regulación en uso de calefactores y programa de recambio calefactores, y la reducción en el consumo de energía en viviendas nuevas, mientras que en viviendas existentes, se contempla la entrega gradual de 16.000 subsidios subsidios especiales para el acondicionamiento térmico en un plazo de 10 años.

“Considerando que el 54% por material particulado fino de la contaminación del valle central de O’Higgins se asocia con la calefacción residencial a leña, lo más destacable del nuevo instrumento de gestión ambiental, es que es el primer plan de Chile que aumenta las exigencias de aislación térmica para viviendas nuevas, al mismo tiempo que prohíbe que éstas incorporen sistemas de calefacción a leña, siendo esta una exigencia para las 17 comunas de la zona saturada”, añadió el representante de la cartera de Medio Ambiente en la región.

Las medidas en detalle

Dentro de las principales medidas del Plan, destaca la erradicación gradual de la leña como medio de calefacción, a través de la prohibición en las zonas urbanas de las comunas de Rancagua y Machalí, a contar del segundo año desde la entrada en vigencia del Plan.

Asimismo, se establece un plazo de 2 años para comenzar con las restricciones en la zona urbana de las otras 15 comunas del valle central de O’Higgins, tales como la prohibición del uso de calefactores a leña del tipo salamandras, hechizos y cocinas a leña.

Adicionalmente, y enfocado en forma prioritaria en zonas donde se implementará la prohibición de leña, la seremi del Medio Ambiente de O’Higgins ejecutará un programa para promover el recambio de 20.000 calefactores y cocinas a leña existentes y/o la instalación de equipos nuevos en la zona saturada.

Por otro lado, el proyecto establece la entrega de 16.000 subsidios especiales para el acondicionamiento térmico de viviendas existentes, considerando la importancia de la calefacción sustentable.

Asimismo, el nuevo Plan de Descontaminación determina la prohibición gradual de quemas agrícolas, control de emisiones de fuentes industriales, de transporte y Gestión de Episodios Críticos, que establece restricciones adicionales en días de Alerta, Preemergencia y Emergencia Ambiental.

Además, se aumentan las exigencias en Plantas de Revisión Técnica y se establecen estándares más altos para la renovación de los buses de transporte público, apuntando a los mismos parámetros que tienen los buses del sistema RED de Santiago (eléctricos o estándar Euro 6). El Plan establece también una prohibición a 5 años de las quemas agrícolas y corrige la gestión de episodios críticos, de forma tal que las restricciones en alerta, premergencia y emergencia son crecientes.

Una vez que el PDA sea revisado por Contraloría, debe ser publicado en el diario oficial y con ello se daría origen al inicio de vigencia del nuevo Plan de Descontaminación por MP2,5 del valle central de O’Higgins.