Ya no se trata de una solicitud o un pedido a La Moneda, ahora es una súplica, un ruego al líder máximo, que tiene la fuerza de hacerse sentir desde un partidario del mismo Gobierno.

(BioBioChile.cl).- El diputado de Renovación Nacional (RN), Andrés Celis, en su partido y en Chile Vamos, es uno de los espadachines del tercer retiro así como también lo fue en las dos primeras veces, el año pasado. Esta vez, de nuevo le pisa talones al Gobierno, pero también reclama que Piñera no los escucha o peor aún: «Nunca he hablado con el Presidente», confiesa.

El reciente despacho al Senado de la iniciativa en la Cámara de Diputados dejó abierta la amenaza, que hizo presente el mismo Presidente Sebastián Piñera este viernes, al anunciar que, “de ser necesario”, acudirá al Tribunal Constitucional (TC) para frenarlo.

Y encendió la molestia en quienes respaldan la medida. En la oposición piden al Mandatario que “si no ayuda, no estorbe” y en Chile Vamos, esta vez, de una solicitud se pasó a implorarlo.

Andrés Celis le manda un mensaje directo a Piñera, como si lo tuviese al frente, cara a cara, pese a que señala que nunca ha hablado directamente con él. Sólo se ha reunido con él en reuniones ampliadas, junto a decenas de otras personas, pero nunca cara a cara, ni siquiera por teléfono.

“Presidente, por favor, no vaya al Tribunal Constitucional”, ruega el parlamentario por Valparaíso a través de BioBioChile, su vía de comunicación para hablar con La Moneda. No solo por las consecuencias para los que no serían favorecidos, sino también por una consecuencia política: “podría entorpecer” la carrera a La Moneda del próximo presidenciable del conglomerado oficialista.

Celis confiesa que no está incluido en un grupo de WhatsApp, donde hay alrededor de 40 parlamentarios cercanos al Mandatario. “No es que me sienta discriminado, pero daña la comunicación”, asegura.

Confirma que, pese a que no hay cercanía, limaron asperezas con su correligionario diputado Diego Schalper, con quien, pese al maltrato durante la tramitación del primer retiro a mediados del año pasado, hoy, estarían, como casi por defecto, superadas.

-¿Con qué sensación se queda tras la aprobación en la Cámara del tercer retiro?

Con la conciencia tranquila, también con un sabor no muy grato porque no es la decisión ideal. Esto no es para celebrar, ni para tirar lienzos. Cumplí con mi deber, con mi responsabilidad social, pero lamentablemente con un sabor amargo porque no era la única solución, pero es la única que se vislumbra como apoyo a la gente.

-¿Qué siente respecto del Gobierno?

Me siento desilusionado del Gobierno y triste porque esta es una decisión exclusiva del Presidente. No me cabe ninguna duda que la ministra de Desarrollo Social (Karla Rubilar) y el ministro del Interior (Rodrigo Delgado), por ejemplo, son personas más de calle, le han aconsejado a él que se sume a este proyecto de ley. Incluso, que lo complemente con la idea de Desbordes y Lavín, de que el fondo solidario de cesantía se pudiera dirigir a todos los que no pueden sacar ningún recurso de sus pensiones porque están en saldo cero. Sería una tremenda jugada en pos de subirse a un tema que es real, que el Gobierno presente un proyecto donde recoja lo que aprobamos y la propuesta de Mario Desbordes y Joaquín Lavín.

Incomunicados

-Los parlamentarios de Chile Vamos a favor de este proyecto, ¿han podido hablar directamente con el Presidente?

Personalmente no he hablado con él, sé que existe un grupo de Whatsapp desde que se inició el Gobierno, donde hay parlamentarios y yo no estoy, ya que nunca he participado, sino que solo sé que es un grupo de confianza de él. Así que no he hablado con él, ni hablar con algún ministro que le formalice alguna propuesta.

-¿Cómo debería ser la comunicación del Mandatario con sus parlamentarios?

Es fundamental que cualquier Presidente tenga un contacto semanal, quizás, con los parlamentarios o, por último, un canal de comunicación. Como digo, apenas partió este Gobierno hizo una distinción y una diferencia, teniendo relación con los que consideraba más cercanos o más de su confianza. Nunca hubo buena comunicación con todos los diputados de Chile Vamos.

-Entonces, ¿se sintió discriminado?

Más que eso, a uno le causa extrañeza. Si no hay una vía de comunicación con el Presidente de la República, diputados y senadores, lo que se produce es una distancia y pérdida de confianza porque no ves lo que planteas, a través de los ministerios, en una respuesta del Mandatario, ya se vía telefónica, Whatsapp o que uno pueda ir a La Moneda. Eso produce tensión e impotencia de no poder traducir lo que vemos en terreno hacia las políticas sociales que uno cree que deben implementarse.

-¿Nunca ha hablado con el Presidente?

Nunca. He estado en algunas ceremonias y una vez participé en una reunión ampliada en La Moneda, poco después del estallido social, donde habían 40 parlamentarios, duró una hora y, por cierto, solo hablaron jefes de bancada. Nunca he estado en una reunión puntual para hablar un tema en específico y nunca he hablado por teléfono con él, nunca en mi vida, para ser más exactos. Uno quiere tener una relación de trabajo al menos y eso no ocurre.

“Mire Presidente…”

-Directo, si estuviera cara a cara hablando con el Presidente, ¿Qué le diría? Haga cuenta que lo tiene al frente…

Mire Presidente, ¿Qué solución propone para ayudar hoy a las cientos de Pymes que están quebradas? ¿Cuál es su posición respecto de la gente de clase media que cotiza y que hace uso de sus ahorros porque no tiene otra opción? ¿Dígame si usted cree en las ayudas que pueden solucionar aquello o lo ve insalvable y por eso que usted no dirige más recursos, porque puede ser “pan para hoy y hambre para mañana”?

-Y las palabras al mandatario por su insistencia de ir al TC….

Mire presidente, de verdad le pido, por favor, que no vaya al TC y respalde el proyecto que salió de la Cámara. Estoy dispuesto a que revisemos la forma jurídica para no tener problemas constitucionales con las rentas vitalicias, trabajémoslo juntos para que no haya ningún reclamo al Estado por una supuesta expropiación. Conversemos con los senadores está indicación transitoria de entregarle a los parlamentarios iniciativa para presentar proyectos en materia de seguridad social en estado de catástrofe. Presidente, trabajemos en eso, no vaya al TC, puede producir un efecto social complejo, que no espero que suceda y tampoco avalaría.

Presiones políticas

-El año pasado usted denunció presiones políticas del Gobierno en el primer retiro, ¿este año no han habido?

No, en esta oportunidad nada. Un mes antes de aprobar el tercer retiro se me acercó una autoridad de gobierno, quien en muy buenos términos, le manifesté mi posición, me preguntó qué proponía, le dije renta básica universal y hace una semana me llamó una persona del Gobierno, que no tiene un cargo relevante, quien también en buenos términos me preguntó si había una opción de que votara en contra y le dije que no. Me preguntó si necesitaba algo y le dije que necesitaba que el Presidente no fuera al TC.

-Pero, no fue como el año pasado, con el conflicto con el diputado Diego Schalper, ¿se zanjó el problema con él?

Con Diego no he hablado más, tenemos una relación en la comisión de DDHH, hace poco me escribió un mensaje en Whatsapp donde me pidió que apoyará un proyecto. Le dije que sí. Nunca he tenido una conversación larga con él, todo a la pasada, cuando estamos en comisión hay interacción, pero, privadamente los dos, no.

-Y las palabras de Schalper que el proyecto del tercer retiro era un “Frankenstein jurídico”…

Lo digo en buena onda, creo que Diego, y nadie puede negar que es muy inteligente y capaz, abusa de la ironía en su lenguaje y eso puede molestar y caer mal.

Carrera presidencial

-Con el despeje del camino judicial para el senador Ossandón, ¿cree que puede buscar ser candidato presidencial en RN o esa opción está cerrada?

Creo que el senador Ossandón no va ser candidato presidencial, está concentrado en la senaduría. Hasta el momento no he visto que quiera asumir una candidatura.

-Pero, en RN diputados como Tomás Fuentes dice que el senador Ossandón podría ser presidenciable, con el despeje del escenario judicial. Es más, argumenta lo poco que marca en las encuestas presidenciales Mario Desbordes, presidenciable hoy del partido…

Lo de Tomás Fuentes no me extraña, porque tiene una especie de fobia con Mario Desbordes. Pero, de verdad, creo que hoy, por lo menos, Ossandón no lo tiene en sus planes, así que todos estamos concentrados en la campaña de Mario. Es más, creo que Mario Desbordes debe liderar el partido y con ello reforzar la candidatura presidencial.

-Si el Presidente persiste en su idea de ir al TC por el tercer retiro, por la impopularidad que genera ¿considera que le cierra la opción al candidato presidencial de Chile Vamos de llegar a La Moneda?

Celis precisa: “No veo que la esté cerrando, pero sí creo que causa daño, entorpece”.

Claramente la pelota parece ya estar en la oficina del Presidente, no en el Congreso, donde muchos de sus partidarios temen que el ganador y perdedor puedan terminar en definición, no por penales…, sino con un autogol.