El parlamentario UDI explicó, además, que la iniciativa legal establece nuevas barreras para evitar la penetración del narcotráfico en la política, como la obligación de las altas autoridades de someterse a exámenes de drogas. 

El diputado por la Región de O’Higgins, Ramón Barros (UDI), llamó al Senado a despachar lo antes posible un proyecto de ley que mejora la persecución del narcotráfico y el crimen organizado a lo largo del país, luego que esta semana dicha iniciativa fuera aprobada por amplia mayoría en la Cámara Baja.

En el detalle, el parlamentario gremialista explicó que el proyecto, por un lado, regula el destino de los bienes incautados en los delitos asociados al narcotráfico y el crimen organizado, permitiendo la enajenación temprana de estos. Mientras que por otro lado, se incorpora el concepto de comiso por equivalencia, que permite justamente confiscar una suma de dinero equivalente a un bien o producto que por cualquier circunstancia no haya podido ser decomisado.

“Estamos viviendo como país una compleja situación en materia de seguridad, por lo tanto era sumamente necesario aprobar este proyecto, sobre todo porque está orientado en mejorar la persecución contra el crimen organizado y el narcotráfico, que como todos vimos el año pasado ha permeado gravemente en nuestra sociedad”, sostuvo el diputado UDI, quien agregó que “ahora lo que esperamos es que el Senado haga lo propio y así este proyecto pueda convertirse lo antes posible en ley”.

Pero además, Barros valoró otro aspecto incorporado en el proyecto, que consiste en establecer mayores barreras para evitar la penetración del narcotráfico en la política. En esa línea, explicó que se considerará como una inhabilidad para ejercer cargos públicos el hecho de mantener una dependencia a las drogas -salvo que se justifique como tratamiento médico-, como también se establece la obligación de realizarse exámenes sobre consumo de drogas en las autoridades que ocupen cargos de relevancia.

“Debemos hacer el máximo de los esfuerzos para evitar que el narcotráfico se apodere de las calles y siga afectando la tranquilidad de los chilenos. Este es el minuto en que como Estado debemos actuar para luego no lamentar consecuencias mayores”, insistió el diputado por O’Higgins, quien por último destacó que también se impedirá que los candidatos a una elección popular reciban aportes de personas formalizadas por delitos relacionados con el narcotráfico, como también prohibir que sean candidatos quienes también se encuentren en dicha situación judicial.