Ampliación de plantas de tratamiento y de agua potable, construcción de estanques y nuevas fuentes fueron parte de las obras desarrolladas durante el período.

A semanas del cierre de 2020, Essbio realizó un positivo balance del período, en el que se invirtieron más de $19.000 millones para robustecer la infraestructura y garantizar la calidad del servicio en las 36 localidades de la región de O’Higgins.

En cuanto a obras, el foco estuvo principalmente en la ampliación de 5 plantas de tratamiento de aguas servidas. Entre la más relevante figura la de Santa Amelia en Rancagua. Respecto del sistema productivo de agua potable, el énfasis estuvo en aumentar la capacidad a través de proyectos para ampliar plantas; construir nuevos estanques, y nuevas fuentes a través de pozos, sondajes y embalses, de manera de hacer frente a la escasez hídrica que afecta a la zona desde hace más de diez años.

Para el gerente regional de Essbio, Victor Hugo Bustamante, “durante el 2020 el incremento en nuestra inversión ha sido de un 31,7 % en comparación al 2019, lo que representa una importante alza. Para el 2021 tenemos proyectado invertir del orden de $23.000 millones para seguir realizando las obras necesarias que nos permiten dar mayor resiliencia al suministro en un contexto de sequía estructural. A su vez, continuaremos desplegando acciones para promover al acceso universal al agua, un desafío estratégico que nos hemos impuesto en los últimos años”.

El ejecutivo también destacó “el compromiso del equipo durante la pandemia, lo que permitió mantener la continuidad operacional”.

La compañía también desplegó una serie de acciones adicionales para apoyar a la comunidad y sus clientes. En concreto, desde marzo a la fecha, más de 23 mil personas se beneficiaron con la suspensión de cortes de agua por deuda; más de 124 hogares que tenían su servicio cortado por morosidad fueron reconectados y más de 2.500 familias se han suscrito al Plan Covid-19 que, de acuerdo a lo establecido en la Ley 21.249, permite reprogramar deudas sin multas ni intereses, siendo Essbio una de las sanitarias con más beneficiados a lo largo del país. Esta iniciativa, además, fue extendida voluntariamente por la compañía hasta abril de 2021.

Por otra parte, se desplegaron iniciativas en apoyo de la comunidad con la donación de lavamanos portátiles en zonas de alta afluencia. Adicionalmente, se siguió fortaleciendo el diálogo con organizaciones civiles en pos de buscar soluciones en la gestión de agua y contribuir a una mejor visión del uso y disponibilidad del recurso hídrico.