Desempleo, recuperación y crisis como oportunidad

147

Escribe Francisco Aravena, Académico de Ingeniería Comercial y Director del Centro de Economía Aplicada de la U. San Sebastián.

Para el trimestre de julio-septiembre, la tasa de desempleo en Chile anotó una leve disminución llegando a 12,3%. Se trata del segundo período consecutivo en que bajan las cifras, pero aún no salen de los dos dígitos. ¿A qué se debe esta leve mejora? ¿Cuándo se podría estimar que la tasa llegue a un dígito? Es incierto el panorama, pero sin duda que las industrias y las personas se han ido adaptando a las nuevas condiciones y las posibilidades de reactivar la economía se pueden vislumbrar en el horizonte.

Entre los meses de mayo y junio de este año, el panorama era sombrío. Fue el momento más duro de la pandemia, en términos económicos. Pero hoy podemos estar más positivos, donde el desempleo disminuye levemente e incluso las cifras del Imacec mostraron una leve recuperación y una reactivación económica.

Todas las medidas tomadas de mano con el desconfinamiento permiten que hoy podamos observar otras circunstancias y ver cómo las industrias se lograron adaptar, y se recuperan poco a poco trabajos que se habían tenido que desvincular o que seguramente estaban en una posición de congelamiento.

¿Y empleo informal? ¡Sin duda creció! Frente al desempleo, muchos asalariados tomaron la decisión de generar su microemprendimiento y aquello parte como empleos informales. Son personas que emprendieron frente a la situación de crisis y no hay que verlo como algo negativo, sino todo lo contrario. Habrá una inyección de trabajo informal que, en cierta medida, es el punto de partida de pequeños emprendimientos que podrían posteriormente formalizarse y generar emprendimientos más grandes que puedan incluso generar más trabajo. Lo que hicieron las personas en pandemia fue reinventarse y eso se debe aplaudir. Son personas que vieron oportunidades en medio de la crisis.

¿Qué nos depara el 2021? Sigue siendo incierto, pero si las condiciones siguen siendo favorables en Chile y con rebrotes de Covid-19 controlados, la reactivación será más importante y las cifras de desempleo podrían bajar de los dos dígitos.