Día del Adulto Mayor: Quedaron evidencias

107

Escribe Ricardo Cornejo Vera, Estudiante de Servicio Social IP Santo Tomás, Rancagua.

Es necesario detenerse y reflexionar sobre nuestras “personas mayores”, que son nuestro tesoro humano vivo, capaces de contarnos sus vivencias y parte de nuestra historia de Chile. Durante el 2019 presenciamos una serie de noticias sobre abandono, agresiones y muertes, y aún así no se piensa en ellos.

Por otro lado, las políticas públicas emanadas de los gobiernos de turno no cumplen los objetivos planteados. Se debe trabajar en una política de estado que aborde los problemas que aquejan a nuestros adultos mayores; garantizarles un acceso universal a medicamentos y a la alimentación, además de asegurar una pensión digna.

La vida que vivimos pasa tan rápido y ellos tan lento que ni cuenta nos damos de que nuestros espacios públicos no están preparados para ellos: un semáforo pasa rápido, una vereda con desniveles, escalera y el adulto vive en el último piso con movilidad reducida, por mencionar algo. Se hace necesario legislar sobre estos aspectos que son relevantes para ellos: desenvolverse de mejor manera, la integración con los medios digitales, la pandemia evidenció que no todos tenemos acceso a la Internet y la comunicación es fundamental.

El 18 de octubre y un movimiento social que reclama por la desigualdad que hay en Chile, una pandemia que deja en evidencia problemas sociales que no son de ahora, sino un arrastre de años. En un país en que no hay espacio para adultos mayores, tampoco habrá un espacio para nuestros jóvenes. En tiempos de pandemia tenemos que vivir con esperanza que todo esto pasará y que llegarán esos profesionales a inyectar ideas a los equipos y ejecutarlas para el bien de ustedes nuestros tesoros.