¿Verdad histórica sobre el golpe o falsedades evidentes?

1740

Escribe Ricardo Hormazábal Sánchez, Abogado, ex-Senador de la República.

Este medio ha publicado una columna de Edison Ortíz, en la que se omite el marco global de los acontecimientos que analiza, descalifica, sin base confiable, a figuras históricas como Eduardo Frei Montalva y Patricio Aylwin y exige a la DC asumir su responsabilidad en el Golpe del 73. Para esos fines utiliza antecedentes falsos o incompletos y se basa en opiniones de personas que tienen una responsabilidad importante en las posiciones más extremas de la ex UP.

Como demócrata, actor político de tercera fila en la crisis del 73 y como académico que he estudiado y publicado sobre estos temas, he aprendido la importancia de respetar opiniones de personas que piensan distinto a mis convicciones u opiniones, pero con la mínima exigencia de honestidad intelectual para todos.

En diversas publicaciones a lo largo de los años he insistido que los graves errores cometidos por la UP no justifican los tremendos Horrores que nos impuso la dictadura. He mencionado los antecedentes de la guerra fría, lideradas por USA y la URSS, el impacto de la Revolución Cubana, las acciones de la CIA y otros servicios secretos de países comunistas, que nos usaron como parte de su juego mundial. Pero he sostenido con argumentos que creo sólidos, basados en documentos y declaraciones de integrantes de ese conglomerado que la principal responsabilidad es de la UP y reconocido que una fuerza tan gravitante como la DC de ese momento no puede dejar de reconocer una cuota en el desastre.

En el texto citado, se descalifica de un modo arbitrario a Eduardo Frei Montalva y se menosprecia a una persona del nivel de Patricio Aylwin. ¿Se puede criticar a estas figuras? Por supuesto, como todos, cometieron errores o expresaron posiciones que también, yo no compartí en su momento. Pero su grandeza moral e intelectual estuvo en su capacidad de reconocer los errores y actuar buscando acuerdos para reconstruir una vivencia civilizada y justa en Chile. Don Eduardo Frei Montalva pagó con su vida esos esfuerzos, asesinado por esbirros de Pinochet que temieron su capacidad de convocar voluntades internas y por el merecido respeto que se tenía en el exterior. El autor sobrevuela sobre este crimen. Aún más, intenta rebajar el nivel intelectual y político de Patricio Aylwin tratándolo de subordinado de Frei Montalva, negándole su brillo propio como profesional, político y desconociendo el trascendental papel jugado por él como Presidente de la transición chilena.

Para enfocar las falsedades del artículo, parto señalando que la Dictadura del Proletariado, era el modelo que seguían la mayoría de los partidos de la UP y que, como ha declarado uno de los principales asesores del presidente Allende, Darcy Riveiro, brasileño, critica duramente a las fuerzas políticas que rodeaban al Presidente y acusaba que los desvariados sólo querían aceptar el modelo cubano. http://www.socialismo-chileno.org/PS/sag/biografia/testimonios/legados47.PDF

Yo creo que , junto a Allende, había personas como Aniceto Rodríguez, Alberto Jerez, Rafael Agustín Gumucio y unos pocos más que compartían esa visión.

Uno de los citados por Ortiz, Joan Garcés, en su libro “Allende y la Experiencia Chilena” relata como la UP le niega a Allende su autoridad como presidente para tomar decisiones para impedir el Golpe de Estado. Nada dice de las memorias del General Prats, cuando a pocos días del Golpe, ya en retiro, le insiste al presidente Allende que la única salida posible a la crisis, es que pida un año de permiso al Congreso y salga del país.

Los DC presentamos en los primeros días de septiembre del 73 la propuesta de adelantar las elecciones presidencial y parlamentaria para que el pueblo chileno pudiera resolver democrática y pacíficamente la crisis. Así se puede ver en el titular del Diario La Prensa, pro DC, en su edición del día 11.09, que no pudo circular por los dramáticos hechos pero cuya copia se puede ver en la Biblioteca Nacional. Todos los parlamentarios DC, incluido yo que el Diputado más joven de ese periodo, ofrecimos nuestras renuncias, pero no tuvimos acogida en las otras fuerzas.

El autor busca demoler la imagen de todos los DC, especialmente de las dos grandes figuras mencionadas. Veamos algunos ejemplos y la respuesta que merece.

1.- Afirma que don Eduardo Frei recibía, desde 1962 un estipendio de U$ 180.000 de los servicios de inteligencia estadounidenses, mientras a su partido le donaban U$ 50.000. (Covert Action IN Chile, 1963-1973, pág. 40) Si el lector busca ese documento, en esa página, no encuentra nada. https://www.intelligence.senate.gov/sites/default/files/94chile.pdf

Dado que he leído antes esos antecedentes, sí conozco la existencia de una referencia, en sus páginas 15 y 16, en que se afirma que el 27 de agosto de 1962, un Grupo especial en USA , aprobó la entrega, a través de un tercer país, de US$ 180 mil dólares a la DC. (On August 27, 1962, the Special Group approved the use of a thirdcountry funding channel and authorized $180,000 in fiscal year 1963 for the, Chilean Christian Democrats). Nunca hemos ocultado que nuestros amigos DC de Alemania, Italia, Bélgica, principalmente, apoyaban tareas de formación política democrática en Chile, sometidos a los controles de sus propias instancias democráticas. Ignoro si alguno de ellos sirvió de intermediario, lo que se mantuvo oculto para el liderazgo DC, como lo señalan estos documentos. La infamia sobre don Eduardo queda destruida: No existe ese pago a Eduardo Frei Montalva.

Es un hecho que, para las elecciones de 1964, tanto USA como la URSS apoyaron a diversos candidatos. El PC recibió aportes directos e indirectos de la URSS y los estadounidenses intervinieron en la forma que esos documentos oficiales mencionan y el señor Ortiz tergiversa. El año 64, la CIA participó en la campaña DC aportando, según ellos, casi la mitad de los costos totales, pero sin informar al candidato ni a los máximos dirigentes.

Expresamente reconocen que decidieron expresamente “NO informar al candidato DC”. The Central Intelligence Agency spent more than $2.6 million in support of the election of the Christian Democratic ‘candidate, in part to prevent the accession to the presidency of Marxist Salvador Allende. More than half of the Christian Democratic candidate’s campaign was financed. by the United States, although he was not informed of this assistance. (página 9). Agregan que apoyaron actividades de organizaciones que eran en ese tiempo dirigidas por DC.

El informe agrega que USA intervino en esa elección aportando cerca de 4 millones de dólares que se entregaron a diversas organizaciones para distribuir entre diversos partidos, la DC incluida.

Reconocen que “The United States was involved on a massive scale in the 1964 presidential election in Chile. The Special Group authorized over three million dollars during the 1962-64 period to prevent the election of. a Socialist or Communist candidate. A total of nearly four million dollars was spent on some fifteen covert action projects, ranging from organizing slum dwellers to passing funds to political parties. “Covert action during the 1964 campaign was composed of two major elements. One was direct financial support of the Christian Democratic campaign. The CIA underwrote slightly more than half of the total cost of that campaign”. “The Special Group decided not to inform the Christian Democratic candidate, Eduardo Frei, of American covert support of his campaign” (pág 14).

El grupo que asignaba los recursos informa que esos eran entregados a través de distintos intermediarios “A number of intermediaries were therefore mobilized to pass the money to the Christian Democrats”(Idem) Asimismo, el informe del Senado de USA, se reconoce que la CIA realizaba campañas independientes de las que realizaba la DC”. “The CIA ran political action operations independent of the Christian Democrats’ campaign in a number of important voter blocks” Esos datos no le sirven al señor Ortiz, por eso los ignora.

2.- Eduardo Frei habría implementado una “campaña del terror” contra Allende en la elección de 1964. Nueva falsedad. En los documentos que él cita, se constata que la CIA reconoce que la campaña del terror la montaron y dirigieron ellos, al margen de la DC y del candidato. “In addition to support for political parties, the CIA mounted a massive anti-communist propaganda campaign. Extensive use was made of the press, radio, films, pamphlets, posters, leaflets, direct mailings, paper streamers, and wall painting. It was a «scare campaign,» which relied heavily on images of Soviet tanks and Cuban firing squads and was directed especially to women. (pág 15).

3.- Involucra a la DC y a Eduardo Frei M, en las operaciones de Nixon y la CIA para detener la elección de Allende. No es cierto, los propios documentos ya citados lo desmienten. Allí se reconoce que USA destinó US$250.000 dólares para que el embajador Korry intentara sobornar a los parlamentarios DC y ellos mismos reconocen que fracasaron. The Committee authorized a contingency fund of $250,000 for covert support of projects which Frei or his associates deemed important. The funds were to be handled by Ambassador Korry and used if it appeared that they would be needed by the moderate faction of the Christian Democratic Party to swing congressional votes to Alessandri. The only proposal for the funds which was discussed was an attempt to bribe Chilean Congressmen to vote for Alessandri. That quickly was seen to be unworkable, and the $250,000 was never spent.) (páginas citadas).

4.-Acusa a Eduardo Frei Montalva de haber participado en una operación de la CIA para que el Congreso eligiera al señor Alessandri, usando los votos DC en el Congreso, luego de lo cual, don Jorge renunciaría para permitir la elección de don Eduardo como Presidente de Chile, con apoyo de la derecha. A esa opción se la denominó el “Gambito Frei” Los desmintió Frei Montalva, lo negó el Cardenal Silva Henríquez, pero insisten en la mentira. También ignoran sus propias fuentes. Esos documentos reconocen que nunca Frei estuvo disponible. El texto indica: “CIA’s Track I aimed at bringing about conditions in which the Frei gambit could take place. To do this, the CIA, at the direction of the 40 Committee, mobilized on interlocking political action, economic, and propaganda campaign. As part of its political action program, the CIA attempted indirectly to induce President Frei at least to consent to the gambit or, better yet, assist in its implementation. The Agency felt that pressures from those whose opilion and views he valuedin combination with certain propaganda activities-represented the only hope of converting Frei. In Europe and Latin America, influential members of the Christian Democratic movement and the Catholic Church were prompted either to visit or contact Frei. In spite of these efforts, Frei refused to interfere with the constitutional process, and the re-election gambit died” (páginas citadas).

5.- El señor Ortiz intenta vincular a don Eduardo Frei en el asesinato del General Schneider, para lo cual cita a General Viaux, que colaboró con la CIA y la derecha chilena en un golpe de Estado precisamente contra el gobierno de Frei en 1969. Don Eduardo le habría enviado un mensajero personal para darle su respaldo a sus acciones criminales. Es tan torpe el uso de esta fuente, que el artículo menciona como emisario de Frei Montalva a un militante de Patria y Libertad, Nicolás Díaz Pacheco, condenado por participar en ese crimen. Lo confunde con un gran militante DC, mi querido amigo, ya fallecido, Nicolás Díaz Sánchez.

6.- Se afirma que Eduardo Frei Montalva concurrió el 18.09.73, junto a Gabriel González Videla y Jorge Alessandri, para participar del Te Deum de la Iglesia católica, al lado de la Junta Militar. Su fuente, una imagen captada por un “fotógrafo argentino”. Pero sí la entrada la vimos todos por TV, lo que no vimos fue lo que ocurrió adentro. Dejemos que sean los propios agentes de la CIA los que describan lo que ocurrió al interior.

¿Qué dice la Embajada de USA sobre ese acto? “El informe de la Embajada de EE.UU. el 19 de septiembre destaca la asistencia de los tres ex presidentes al Te Deum con motivo de la Fiesta Nacional, pero diferencia las actitudes de González Videla quien “fue sobrepasado de júbilo al punto de no encontrar palabras para agradecer las FF.AA.” y Jorge Alessandri con su “abrazo al general Pinochet” versus la de “ex Presidente, pero político activo Eduardo Frei quien solamente admitió que había venido a orar con los líderes religiosos por la paz y la reconstrucción del país”. La descripción que hace el documento permite ver la negativa de Frei de acercarse a saludar a los miembros de la Junta como una afrenta”.

El mismo documento de la CIA entrega un dato sorprendente para algunos, no para los que conocimos a Eduardo Frei Montalva. “Ex presidente Eduardo Frei está considerando exilio hasta que la dirección del nuevo gobierno se aclare[…]”CIA, Central Intelligence bulletin Chile, 1973-09-18, CIA, en HISTORIA No 47, vol. II, julio-diciembre 2014: 401-441 ISSN 0073-2435 OLGA ULIANOVA* EL DESPLIEGUE DE UN ANTAGONISMO: EL EX PRESIDENTE FREI MONTALVA Y EL DICTADOR PINOCHET EN LOS ARCHIVOS ESTADOUNIDENSES (1973-1982)**.

7.- Para acusar a Frei de golpista, calificativo injurioso y falso, se dice” La voluntad golpista de Frei, se confirma con su renuencia a pactar con Allende las empresas del área de propiedad pública que alcanzaban a 91”. ¿Cuál es la fuente de este académico para una acusación tan grave?. Carlos Altamirano, el principal promotor de la vía armada y jefe del partido que más problemas le generó al Presidente Allende. ¿Qué antecedente confirma esta afirmación? El artículo dice que “la propuesta fue deslegitimada por Frei a través de un llamado telefónico hecho desde Yugoslavia” Estábamos en 1973, gobernaba la UP . Pero no se tiene reparos en afirmar “Un llamado telefónico de Frei, ordenando el desahucio inmediato del acuerdo, hecho desde un país extranjero, puso las cosas en su lugar”.

Esta afirmación no sólo es falsa, sí constata la acción ilegal de las autoridades de ese gobierno. ¿Se espiaba a la oposición, ¿se tenían intervenidos los teléfonos de Eduardo Frei Montalva, Presidente del Senado? Además, muestra un desconocimiento total sobre el funcionamiento de un partido como la DC, que, en esa materia, era representado por Renán Fuentealba Moena, un líder de envergadura.

Como no puede engañarse siempre a todos todo el tiempo, se cita a Carlos a Altamirano de nuevo, reconociendo “desde luego, es un hecho cierto que el Gobierno de la UP buscó honesta y reiteradamente un entendimiento con la DC. Es cierto también que en el seno de la izquierda se formularon reservas legítimas y justificadas sobre el éxito y conveniencias de tal iniciativa. Pero es necesario dejar plenamente establecido que ningún partido de la UP obstaculizó el desarrollo del diálogo propuesto”.

Los antecedentes entregados por Joan Garcés, Darcy Riveiros, Carlos Prat y otros que cito en mis artículos y el libro La DC y el gobierno de Allende, demuestran lo contrario. La posición antidemocrática de parte del PS, del Mapu Garretón y de otras fuerzas al interior de la UP y por fuera las acciones y provocaciones del MIR fueron un componente más a los pésimos resultados del gobierno que facilitaron el nefasto Golpe de Estado.

No cabe duda que aún hay diferencias sobre el pasado y debemos ser capaces de reconocerlas sin afectar la construcción de un presente y futuro distinto. El Plebiscito del 25 de Octubre y la elección de una Convención Constituyente 100% elegida nos abre la puerta para construir un mejor futuro.

Respetemos nuestras diferencias y seamos rigurosos en los argumentos que entregamos. Chile necesita élites respetables que ofrezcan opciones basadas en la cultura de los derechos humanos, para que el pueblo, el verdadero soberano, pueda decidir libre, pacífica e informadamente sobre nuestro destino común.