El titular de Salud se refirió a la polémica que generaron algunos detalles de la ceremonia que se realizó en honor al ex arzobispo Bernardino Piñera, a la cual asistió el mandatario, entre otros familiares, quien pidió que se levantara la tapa del ataúd para poder observarlo.

Cifras lamentables alcanzó este lunes el país tras un nuevo balance de la pandemia, con 246.963 personas contagiadas, 4.502 de las cuales han muerto por COVID-19. Si bien el número de fallecidos del último reporte fue de 23, se espera que este miércoles dicha estadística vuelva a ser de un par de cientos.

En entrevista con CHV Noticias, el ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió a este difícil panorama, detallando además cuáles serán los pasos que el ministerio tomará en las próximas semanas, considerando la poca reducción de movilidad que han significado las cuarentenas en varias comunas del país.

En esa línea, el secretario de Estado aseguró que “las condiciones socioeconómicas de la población, que son lamentables, son factores que han contribuido a la diseminación de este virus”, y que al traslado de personas de una comuna con mejor nivel socioeconómico a otra más pobre también influyó en la expansión del coronavirus.

Por ello, afirmó que “la estrategia ha sido testear en forma masiva” y también trazar los casos, así como también darle mayor énfasis a la disponibilidad de las residencias sanitarias. Para conocer más sobre estas y cómo se puede acceder puedes visitar el sitio web o llamar al 800 726 666.

Sin embargo, habría un problema de subutilización de estas residencias, ya que de las 9 mil existentes, cerca de 4 mil estarían disponibles. “El cambio ya lo llevé a cabo ayer, se concentró todo el tema de las residencias sanitarias sólo en la Subsecretaría de Salud Pública con apoyo de una persona con conocimientos del sistema público”, señaló.

Por otro lado, el ministro Paris hizo un llamado a que cuando un paciente comience a sentir efectos más graves de la enfermedad, “debe ir inmediatamente a la urgencia, no es necesario pedir hora“. Asimismo, se entenderá que dicha persona está contagiada aún cuando deba esperar los resultados del PCR.

Funeral de Bernardino Piñera

Esta jornada estuvo marcada por las críticas y explicaciones en torno a lo ocurrido durante el funeral del ex arzobispo Bernardino Piñera, al cual asistieron sus familiares, entre ellos, el presidente Sebastián Piñera.

En particular, fue cuestionado un momento en que el mandatario pide abrir la tapa que da al rostro del fallecido, para poder verlo.

Si bien durante la jornada las diferentes autoridades plantearon que se cumplieron los protocolos, un documento de marzo, en el que aparece el logo del Minsal, diría lo contrario, pues allí se señala que sí existen las restricciones, tales como que el fallecido esté en una bolsa y que no puede ser manipulado.

“No hay protocolo nuevo”, respondió el ministro de Salud. “El paciente que fallece con COVID-19 tiene que ser aislado. Si el ataúd tiene las condiciones para aislar al paciente, es un ataúd hermético, obviamente está en una situación de aislamiento“, agregó.

Además, señaló que “si el paciente no cuenta con esas facilidades, se coloca dentro de una bolsa hermética”. Sin embargo, Manuel Pavez, ex presidente de la Asociación Nacional de Dueños de Funeraria, explicó durante la jornada que “cada servicio que se hace tiene que ser en una urna herméticamente sellada, no es ocasionalmente este u otro caso en especial”. Esto también se encuentra respaldado en el protocolo hoy difundido por la autoridad sanitaria.

Finalmente, sobre los protocolos de sepultura, el ministro añadió: “En Chile todos somos iguales ante la ley. Si una familia cumple con las condiciones de tener un pariente fallecido dentro de un ataúd hermético, tendrá las mismas condiciones. No hay diferencias en Chile ni de clases sociales, ni de religión, ni políticas ni económicas, hay un respeto por la dignidad humana”.