Diversos desórdenes se registraron esta mañana al interior del módulo 52 del Complejo Penitenciario de Rancagua, causando por un grupo de internos del penal.

A través de un comunicado, Gendarmería detalló que, de acuerdo a lo señalado por el alcaide de la unidad, teniente coronel, Álvaro Millanao, «los hechos ocurrieron posterior a una agresión a dos funcionarios de la institución, resultando uno de ellos lesionado, siendo trasladado al Hospital Regional de Rancagua».

«De acuerdo a lo explicado por el alcaide, se realizó un procedimiento de registro y allanamiento, lo que provocó los desórdenes al interior del recinto», agregaron.

Por su parte, el mayor Mario Benítez, de la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios (Anop), señaló que el episodio implicó lesiones para 10 reos y 2 funcionarios, uno de ellos con una herida cortopunzante en el cuello.

«Producto de lo que genera la enfermedad el coronavirus en la población penal, han habido reacciones violentas con intento de motines, toma de rehenes, ataques a personal, intentos de fuga. Esto ha generado pánico en la población penal», sostuvo.

Hace menos de un mes, por ejemplo, se frustró un intento de fuga desde la cárcel de Santiago 1, en el que participaron cerca de 200 internos.

Labores de «alto riesgo»

A raíz del incidente de hoy y del informe que entregó la fiscala judicial de la Corte Suprema, Lya Cabello, sobre la la población penitenciaria, Benítez lamentó la situación en que se encuentran los funcionarios «El informe, que es contundente, da cuenta de las condiciones en que los funcionarios de Gendarmería ejercen sus labores. Son de alto riesgo, no solo por contagios, sino por lo que provoca la población penal», aseveró.

En esa línea, el mayor dijo además que «hay incertidumbre debido a un pronunciamiento de Contraloría del año 2016 sobre el sistema previsional. Hoy no sabemos la cobertura afecta a esta enfermedad del coronavirus».

«El controvertido dictamen ha dejado al personal en una condición previsional muy inferior respecto de los imponentes de la misma caja como Carabineros y PDI. Tenemos una tasa cuatro veces más alta de contagios respecto de FF.AA. y las policías, con incidentes graves que van en aumento en los recintos penales. Creemos que el Gobierno debe tomar medidas oportunas y rápidas», cerró. A la fecha, 76 funcionarios están contagiados, tres en estado crítico.