Lograr un corazón más sano está en tus manos

447

Escribe Marcela Ragni V., Directora de Carreras del Área Salud CFT Santo Tomás Rancagua.

Aunque en nuestro país el mes del corazón es agosto, para la OMS el Día Mundial del Corazón es el 29 de septiembre, momento en que nos invita a revisar nuestro estilo de vida y a darnos cuenta de todos aquellos factores de riesgo que desencadenan las enfermedades cardiovasculares.

Forman parte de estas enfermedades el Infarto Agudo de Miocardio (IAM) y el Accidente Vascular Encefálico (AVE). Entre ambas patologías llegan al 30% de las muertes en Chile (primera causa de muerte), siendo el AVE más frecuente en mujeres y el IAM en hombres.

En relación a estos factores de riesgo cardiovascular, la Encuesta Nacional de Salud 2017 no llegó con buenas cifras, demostrando que un 33% de la población abordada es fumador, 39.8% tiene sobrepeso, 12% presenta Diabetes, 28% Hipertensión, 87% Sedentarismo, 21% presenta dislipidemia y si revisamos otros indicadores, parte de la población también sufre estrés laboral o de la vida diaria por las múltiples tareas asumidas.

¿Estamos siendo responsables con nuestra salud? Muchos de los factores de riesgo cardiovascular son evitables y se pueden controlar. Nada podemos hacer con los factores de riesgo como edad, sexo o antecedentes familiares, pero sí mucho por el tabaquismo, la mala alimentación, la falta de actividad física, el consumo de alcohol, la hipertensión, la diabetes y el sobrepeso. Las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas o tratadas manteniendo un estilo de vida saludable.

Nuestro país tiene medidas que buscan controlar estos factores como el EMPA (Examen de Medicina Preventivo del Adulto) que es parte de las garantías explícitas en salud del AUGE y contempla que toda persona en determinados momentos de su vida (15 a 64 años) se efectúe algunos exámenes. Contempla la medición de glicemia, presión arterial, peso, control tabaquismo y otros factores, según edad, con la idea de determinar el riesgo de una persona para desarrollar una enfermedad a futuro o identificarla en forma oportuna.

Como institución de educación superior tenemos el desafío de crear entornos saludables y una gran responsabilidad social estando comprometidos con la salud de la comunidad. Con estos indicadores y siendo el IAM una primera causa de muerte debemos preparar también a personas que sepan responder ante estos eventos.

Elige hoy uno de estos factores de riesgo y parte con un buen comienzo: aumenta el consumo de frutas y verduras; elige carnes bajas en grasa o blancas (pollo-pavo-pescado); evita exceso de sal, azúcar, tabaco y alcohol; y realiza actividad física regular (trote, caminata rápida). Si presenta Diabetes o Hipertensión debe mantener su tratamiento, aunque no tenga síntomas o tenga cifras normales en su control.