Según la denuncia el actual presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso Tagle, obtuvo permisos de loteo y de edificación viciados en el sector Villa Los Poetas. La acusación recae también sobre el alcalde socialista de Pichilemu, Roberto Córdova, y otras autoridades municipales y del Ministerio de Vivienda, a quienes se acusa de proteger los intereses del empresario.

(Interferencia.cl; Joaquín Riffo Burdiles).- El 15 de julio pasado ingresó una denuncia en la Contraloría General de la República en la que se acusa de diversas irregularidades a Patricio Donoso Tagle, actual presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), por medio de su empresa Constructora Santo Domingo I Ltda, en Pichilemu, las que además involucran a importantes autoridades de esta comuna de la Región de O’Higgins. 

El documento al que accedió INTERFERENCIA, pide al contralor Jorge Bermúdez Soto que investigue y se pronuncie respecto a «gravísimos hechos que involucran a funcionarios públicos de la sexta región, como también la relación de éstos con un importante e influyente empresario de la zona».

La irregularidad más grave denunciada consiste en que el permiso de edificación de la Villa Los Poetas autorizó la construcción, pese a que esta se ubica en zonas de riesgo de inundación fluvial, sin que haya obras de mejoramiento asociadas, ni un levantamiento de zona de riesgo.

En el escrito se describen otras irregularidades que fueron sistemáticamente ignoradas por las autoridades, en el marco – según los denunciantes – de una intensa actividad de lobby por parte del presidente de la CChC y su hermano, Mario Francisco Donoso. 

Entre los funcionarios públicos aludidos en el documento está el alcalde socialista de Pichilemu, Roberto Córdova, el director de obras de su municipio (DOM), Hugo Sandoval, el secretario regional del Ministerio (seremi) de Vivienda de O’Higgins, Francisco Ravanal, y el director de desarrollo urbanístico del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) de O’Higgins, Hugo Olate. 

Los hechos denunciados

El texto de la denuncia narra los hechos cronológicamente, los que datan desde hace dos años y se originan en proyectos realizados por el referido empresario y dirigente gremial, contravieniendo la Ley General de Urbanismo y Construcciones, (LGUC), la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) y el Instrumento de Planificación Territorial (PRC) de Pichilemu. 

La denuncia indica que Donoso, a través de su empresa Constructora Santo Domingo I, ejecutó la construcción de aproximadamente 160 viviendas Serviu en Pichilemu, proyecto conocido como Villa Los Poetas, rellenando una quebrada, donde se emparejaron por lo alto dos lomas con una altura superior a los 12 metros, sin ningún tipo de permiso por parte de las autoridades competentes, ni respetando normas de ingeniería. «Lo anterior, provocó problemas en predios vecinos, quienes al efectuar la denuncia y reclamo a la DOM de Pichilemu y al señor alcalde, éstos no hicieron nada», se lee en el escrito.

A través de un recurso judicial presentado posteriormente al Juzgado de Letras de Pichilemu, se decretó la paralización de las obras, situación que no fue respetada por la empresa de Donoso, sigue el texto de la denuncia.

La no paralización de las obras despertó las sospechas del denunciante – a quien se mantendrá en estado anónimo por temor a represalias – para quien el hecho fue el primer atisbo de la existencia de una red de protección hacia la citada empresa por parte de las autoridades correspondientes, es decir, el alcalde de Pichilemu, Córdova, y el director de obras (DOM), Sandoval.

Eso empujó al denunciante a obtener el documento del permiso de edificación de la Villa Los Poetas, constatando que en este se autorizó la construcción pese a que el proyecto se se ubica en zonas de riesgo de inundación fluvial, sin que haya obras de mejoramiento asociadas ni levantamiento de zona de riesgo.

Estas irregularidades fueron informadas en junio de 2018 al director del Serviu de O’Higgins y al Seremi de Vivienda de la misma región. Producto de ello, se recibió del citado Seremi una respuesta formal el 22 de agosto de 2018, en la cual se menciona que «se ha procedido a supervigilar la respectiva Dirección de Obras» en el otorgamiento de los permisos de loteo y edificación asociados al proyecto Los Poetas de Pichilemu.

El Serviu por su parte expresó que se solicitó a la Contraloría Regional de O’Higgins analizar eventuales responsabilidades administrativas del Director de Obras Municipales de Pichilemu.

¿Lobby?

Pese a lo anterior, según el denunciante, nada de lo comprometido ha sucedido. «Se menciona que la empresa del señor Patricio Donoso Tagle, Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, contravino tres leyes y tiene cinco permisos irregulares para su proyecto ‘Villa Los Poetas’, no obstante, las casas correspondientes fueron recepcionadas por el DOM de Pichilemu, con el apoyo del señor Alcalde, se gestionó financiamiento formal hipotecario y son entregadas a los beneficiarios Serviu, aun cuando presentan todas las irregularidades mencionadas. ¿Existen procedimientos distintos a los que establece la ley para personas influyentes o que ejercen cargos gremiales en el país?», plantea la denuncia. 

Frente a esta inacción, las acusaciones giran en torno a la capacidad de lobby de Patricio Donoso y su hermano Mario. Según la denuncia, en una de las reuniones para conseguir la recepción de las casas serviu por parte del DOM de Pichilemu, los hermanos Donoso tuvieron la capacidad de reunir en el restaurant El Rodeo de Pichilemu a seis autoridades en forma simultánea, el día 17 de agosto de 2018, como consta en los registros de la Ley del Lobby

A partir de lo anterior, el denunciante indica que «como es de toda lógica suponer que estas situaciones no pueden ser casualidades y considerando la influencia eventual de los empresarios Donoso Tagle, uno de ellos desde su cargo de Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de la Sexta Región por dos años y ahora a nivel nacional, y habiendo construido más de 1.000 casas Serviu después del 27/F [fecha del terremoto de 2010], se solicita investigar las siguientes situaciones”, describiendo una importante cantidad de circunstancias de diversa índole que envuelven el actuar de las autoridades asistentes al restaurante, cuyo aclaramiento podrían ayudar a configurar tráfico de influencias u otras conductas irregulares. 

Apoyo de Defendamos la Ciudad

La denuncia ha sido respaldada por la Fundación Defendamos la Ciudad, cuyo presidente, Patricio Herman, expresó a INTERFERENCIA que «a la luz de lo denunciado por el inmobiliario pyme en la Contraloría, se evidencia que tanto el alcalde, Roberto Córdova, como el director de obras municipales de Pichilemu, Hugo Sandoval, han sido leales colaboradores del empresario Patricio Donoso y hasta el seremi de Vivienda, Francisco Ravanal, ha actuado como un discípulo de Donoso, configurándose así una asociación pública privada para vulnerar la legislación aplicable».

En esa línea, Herman recordó lo que sucedió en la Municipalidad de Codegua, también de la región de O’Higgins (ver artículo El caso de corrupción inmobiliaria en O’Higgins opacado por Caval de INTERFERENCIA), cuyas autoridades permitieron la construcción de viviendas sociales en zona de inundación, asunto que terminó en un escándalo judicial solo opacado por la aparición del caso Caval en la región.  

Herman dijo que «esperamos que Donoso presente su renuncia al honorífico cargo de presidente de la CChC, suponiendo que esta asociación gremial empresarial, tan afín al gobierno, realice una reingeniería para que sus asociados se rijan siempre por el marco regulatorio pues así sus proyectos tendrán la necesaria certeza jurídica».