Cinco refuerzos suma ya el plantel profesional de O’Higgins de Rancagua. Fueron presentados el volante Diego González y los delanteros José Luis Muñoz y Renzo López.

Este viernes fueron presentados oficialmente como refuerzos del club rancagüino el volante proveniente de Coquimbo Unido Diego González, el delantero José Luis ‘Ribery’ Muñoz y el atacante uruguayo Renzo López.

Estos tres nuevos refuerzos oficializados en el Centro Deportivo Monasterio Celeste se suman a las otras dos incorporaciones que fueron presentadas este lunes. Paulo Magalhaes, que recala en los celestes desde Deportes Antofagasta, y Alejandro Contreras, quien llega a Rancagua en calidad de préstamo desde Universidad de Chile.

Diego González es un volante de 20 años de edad que llega al club rancagüino tras ser campeón en Primera B con el conjunto de Coquimbo Unido. El joven mediocampista se suma al plantel profesional de O’Higgins FC con contrato por las próximas cuatro temporadas.

En tanto, José Luis Muñoz llega desde Palestino a reforzar la delantera celeste por toda la temporada 2019. El jugador de 31 años retorna al club que lo formó para debutar con la celeste en Primera División al mando de Marco Antonio Figueroa, pues ya lo había hecho en el ascenso en el año 2004.

El nuevo ariete celeste es Renzo López. El delantero uruguayo de 24 años llega proveniente del club Kyoto Sanga FC de Japón y en su trayectoria ha vestido los colores de Nacional (Uruguay), Racing (Uruguay), Extremadura (España) y Plaza Colonia (Uruguay), entre otros.

Culminado el entrenamiento y en su presentación oficial ante los medios, Renzo López comentó “llego a un equipo que viene trabajando muy bien hace mucho tiempo y que tiene un complejo espectacular». López agregó que “futbolísticamente vengo bien, vengo con muchos partidos el año pasado, ahora poco a poco para meterme con el grupo para estar a la disposición del entrenador cuando me necesite”.

José Luis Muñoz señaló que «es una sensación de mucha felicidad porque llegué acá a los 11 años con un sueño que tenía mi abuelo, que era jugar en O’Higgins». Muñoz agregó que «pasamos momentos duros cuando estaba malo en segunda división o en las cadetes, por ese lado es una revancha, porque el club esta hermoso ahora, porque esta en todas las condiciones de pelear cosas grandes”.

Finalmente, Diego González comentó que “lo tomo de muy buena manera, contento por esta oportunidad de venir a un club tan grande (…) “es un salto grande en mi carrera, tiene un complejo espectacular. Me gusta salir jugando, tener un buen pie, tratar de no errar tanto y estar a la marca, creo que correr y meter siempre tiene que estar”.