El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo este lunes que está solicitando órdenes de arresto para líderes israelíes y de Hamás en relación con sus acciones durante la guerra en Gaza. La solicitud incluye al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

(Euronews.com).- Karim Khan dijo que cree que Netanyahu, su ministro de Defensa, Yoav Gallant, y tres líderes de Hamás (Yehya Sinwar, Mohammed Deif e Ismail Haniyeh) son responsables de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la Franja de Gaza e Israel.

Hablando de las acciones israelíes, Khan dijo en un comunicado que “los efectos del uso del hambre como método de guerra, junto con otros ataques y castigos colectivos contra la población civil de Gaza, son agudos, visibles y ampliamente conocidos».

Estos incluyen, según el comunicado, «desnutrición, deshidratación, sufrimiento profundo y un número cada vez mayor de muertes entre la población palestina, incluidos bebés, otros niños y mujeres”.

Sobre las acciones de Hamás el 7 de octubre, Khan dijo que vio por sí mismo «las escenas devastadoras de estos ataques y el profundo impacto de los crímenes desmedidos a los que se hace referencia en las demandas presentadas hoy. Hablando con los sobrevivientes, escuché cómo el amor dentro de una familia, los vínculos más profundos entre un padre y un hijo, se distorsionaron para infligir un dolor insondable mediante una crueldad calculada y una insensibilidad extrema. Estos actos exigen responsabilidad”.

Sin riesgo inmediato de procesamiento

El fiscal debe solicitar las órdenes a un panel compuesto por tres jueces antes del juicio. Estos suelen tardar un promedio dos meses en considerar las pruebas y determinar si el proceso puede avanzar.

Israel no es miembro del tribunal, e incluso si se emiten las órdenes de arresto, Netanyahu y Gallant no enfrentarían ningún riesgo inmediato de procesamiento. Pero el anuncio de Khan profundiza el aislamiento de Israel mientras mantiene su guerra en Gaza, y la amenaza de detención podría dificultar que los líderes israelíes viajen al extranjero.