Cesfam contradice versión del Ejército tras fatal marcha en Putre: Afirman que soldado llegó muerto en camioneta

246

El director del Cesfam destacó que la emergencia no fue alertada con anticipación, ya que, según él, el protocolo establecido habría exigido desplazar una ambulancia al lugar donde ocurrió el desvanecimiento del soldado durante la marcha de instrucción militar.

El Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Putre confirmó que Franco Vargas, conscripto de 19 años que falleció tras una marcha de instrucción militar, llegó al centro asistencial muerto y no en una ambulancia militar, como explicó el Ejército.

La información sobre el traslado del conscripto fue entregada por el director del Cesfam, Aldo Rivera, en una sesión extraordinaria del Concejo Municipal de Putre.

El directivo hizo una cronología del tipo de asistencia que se le practicó al soldado, confirmando que el joven llegó fallecido en una camioneta y no en una ambulancia militar.

Rivera detalló que Vargas fue ingresado al Cesfam por personal militar a las 06:52 horas del sábado, proveniente de Pacollo, donde se encuentra el centro de instrucción.

El conscripto llegó en una camioneta, siendo atendido por dos paramédicos de turno, quienes intentaron sin éxito reanimarlo con seis ciclos vitales de reanimación cardiopulmonar.

Según consta en los registros del sistema de urgencia rural, se recibió al paciente sin previo aviso.

“Se recibe la atención de un conscripto que venía trasladado, por intermedio de un vehículo militar. Se constata que esta persona venía sin signos vitales y tampoco con respuesta a estímulos verbales ni físicos”, comentó.

Asimismo, el director del Cesfam recalcó que la emergencia no fue alertada, ya que, según él, el protocolo habría obligado a desplazar una ambulancia al lugar de la marcha en donde se produjo el desvanecimiento del soldado.

Contradicciones con la versión del Ejército

Estos detalles contrastan con la versión inicial del Ejército, que afirmaba que Vargas fue estabilizado después de su desvanecimiento y trasladado al Cesfam, donde lamentablemente falleció.

El propio Ejército, en el primer comunicado oficial que emitió la tarde del 27 de abril, aseguró que el soldado fue estabilizado después de su desvanecimiento.

“Mientras se realizaba un descanso, un soldado conscripto presenta problemas respiratorios, siendo trasladado de inmediato en vehículo a la enfermería del predio de instrucción“, indicaba el comunicado.

El general Rodrigo Pino, jefe del Estado Mayor del Ejército, había mencionado previamente que Vargas llegó al Cesfam con signos vitales y sufrió un paro cardiorrespiratorio mientras esperaba la llegada del médico de urgencias.