Hasta la prefectura de la Provincia de Cachapoal se dirigió el diputado Diego Schalper, para sostener una reunión con el Subprefecto Administrativo, Comandante Luis Rebolledo y sus Comisarios de las comunas de Graneros y Rancagua.

La cita tuvo por objetivo escuchar las distintas necesidades que tienen hoy los funcionarios policiales, y que las mismas se traduzcan en una agenda legislativa que aborde, por una parte, su situación laboral e institucional, y por otra, aspectos de la vida familiar, por ejemplo, a partir de las viudas e hijos que han dejado los recientes mártires de la institución.

“Soy un convencido que hoy día junto con el respaldo legal e institucional necesitamos un respaldo cotidiano que diga relación con las condiciones de trabajo y de servicio de nuestros Carabineros y por lo tanto, a partir de las ideas que hemos recogido en esta reunión, pretendemos proponer lo antes posible una agenda en los distintos temas”, señaló el diputado Schalper.

Junto con valorar que la semana distrital se haya interrumpido para tramitar una serie de leyes que facultan de mayores herramientas a Carabineros y Militares en el resguardo de la seguridad, Schalper lamentó que se haya tenido que esperar a tener tres policías fallecidos para que el oficialismo demuestre interés en apurar estas medidas.

Para finalizar, el diputado precisó que, junto con fortalecer el trabajo diario, hay que ir en apoyo de las familias de los funcionarios que han perdido la vida. “Pienso por ejemplo en cómo darle acceso a ciertos beneficios estudiantiles a los hijos e hijas de carabineros fallecidos”, explicó, al tiempo que destacó un proyecto que está impulsando para que los carabineros fallecidos puedan ascender de manera póstuma hasta el grado de coronel.