La fiscalización focalizada a motocicletas y vehículos delivery buscaba aumentar la sensación de seguridad en la comunidad y prevenir la ocurrencia de delitos.

Durante la mañana y de forma simultánea en las comunas de Rancagua, Graneros, Peumo, San Vicente y Rengo, Carabineros se desplegó por las principales arterias de estas comunas para fiscalizar de forma focalizada motocicletas y vehículos de delivery, para aumentar la sensación de seguridad en la población.

El jefe de Zona (s), Coronel Nibaldo Sánchez Cabrera, señaló -en Plaza de Los Héroes de Rancagua- al dar inicio a la fiscalización a las 9 horas, que “Carabineros está trabajando para entregar mayor seguridad a la comunidad y evitar a través de las fiscalizaciones permanentes la ocurrencia de ilícitos”.

Carabineros se desplegó por toda la Prefectura de Cachapoal, entre las 9 y 12 horas, realizando controles de identidad y vehicular.

En el caso de Rancagua de forma conjunta con personal de Seguridad de la Delegación Presidencial Regional y Seguridad Municipal, Carabineros se distribuyó en varios puntos de la capital regional, realizando fiscalizaciones en Alameda (frente gimnasio Hermógenes Lizana), calle Campos, Miguel Ramírez y sector oriente de la ciudad.

También en las comunas de Rengo, San Vicente de Tagua-Tagua, Graneros y Peumo, se fiscalizó hasta pasado el mediodía en los sectores céntricos de las ciudades, enfocado a control de la documentación del transporte delivery.

RESULTADOS

La Prefectura de Cachapoal informó que el resultado de las fiscalizaciones realizadas, fue: 354 controles de identidad, 292 controles vehiculares, 59 infracciones de tránsito, 12 vehículos retirados de circulación, y 2 detenciones por orden vigente, estas últimas en San Vicente de Tagua-Tagua. Mientras que los vehículos retirados corresponden 6, a la 1° Comisaria de Rancagua; y 6 a la 3° Comisaría Rancagua Oriente.