Desde Meteorología se pronostican altas temperaturas que llegarían a niveles extremos para diciembre y que podrían significar la primera ola de calor para el verano meteorológico.

Una posible ola de calor traerá temperaturas extremas en varias regiones del país, las que podrían romper los récords registrados en ciertas zonas durante diciembre.

En concreto, las predicciones del tiempo y meteorología adelantan que los termómetros podrían alcanzar los 37°C durante la semana entrante.

Jueves 7, primer día de mucho calor

De acuerdo a lo informado por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), los primeros días de calor extremo comenzarán a sentirse desde este jueves 7 de diciembre en las regiones Metropolitana y Valparaíso.

Zonas como San Felipe y Los Andes, podrían registrar temperaturas que bordearán los 33°C en la mencionada jornada. Lo mismo sucederá en sectores de Santiago o Curacaví.

Por lo anterior, la DMC emitió una alerta por eventos de alta temperatura provocados por altas presiones, en la cordillera, precordillera, valles y costa de las regiones de Maule y Ñuble.

Domingo 10 podría ser récord de altas temperaturas

Acorde a la información de Meteored, el récord de temperatura máxima en la capital del país (Santiago) durante diciembre es de 37,3 °C, lo que se registró en el 2016.

La mencionada marca podría ser superada este domingo 10 de diciembre, ya que de acuerdo a los pronósticos del tiempo, los termómetros alcanzaran los 37° en sectores cordilleranos de la región Metropolitana y Valparaíso.

Las altas temperaturas también se sentirán en ciudades como Rancagua, Talca y Chillán, con cerca de 35°C el domingo.

Sin embargo, el mismo sitio web aclara que “debido a que está más lejano en el futuro, existe la posibilidad de que la proyección pueda cambiar”. Además, mencionan que para los días siguientes el calor extremo debería disminuir, por “la incursión de aire más fresco”.

¿Temperaturas extremas son una ola de calor?

Muchos se preguntan o apresuran en catalogar la predicción como una ola de calor, sin embargo, hay que tener en consideración que para catalogar el fenómeno meteorológico como tal, hay que esperar.

En ese sentido, si la temperatura máxima diaria supera el límite considerado extremo por tres días consecutivos, se puede hablar de ola de calor, si no, es solo un evento extremo de calor.