Chile se ha consolidado como un destino atractivo para empresas extranjeras que buscan expandirse en Latinoamérica en los sectores más diversos. Acá una serie de empresas que están apostando por Chile, para construir desde la primera planta de reciclaje de neumáticos del mundo al data center más moderno. ¿Las razones? Conócelas en la voz de sus ejecutivos.

Chile se ha posicionado como el país más competitivo de la región según el World Economic Forum; el más atractivo para la inversión según Milken Institute e incluso el más seguro para invertir en Latinoamérica, según el Economist Intelligence Unit. Además, es uno de los países de la región más confiables para hacer negocios según la revista Forbes. Por eso, no es extraño ver que son varias las empresas que hoy eligen Chile para innovar, expandirse y comercializar nuevos productos y servicios. Según explican, entre las principales razones están las reglas de negocios claras, una amplia red de tratados comerciales, disponibilidad de talento y grandes condiciones para innovar.

Uno de los desafíos actuales más apremiantes es, sin duda, el calentamiento global, y la necesidad de generar energías renovables que nos permitan eliminar la dependencia global respecto de los combustibles fósiles. Chile ha estado a la delantera en esa materia, por sus condiciones geográficas, pero también por su capacidad de atracción de talento. El año pasado en la región de Antofagasta se inauguró Cerro Dominador, la planta termosolar más grande de Latinoamérica, con la capacidad de abastecer a aproximadamente 380.000 hogares y reducir la emisión de cerca de 640.000 toneladas de CO2 al año. “Chile se ha convertido en líder en la transición energética y en la instalación de energías renovables”, asegura Fernando González, CEO de Cerro Dominador. “Estamos ubicados en el desierto con la mejor radiación del mundo y creemos que es una buena apuesta seguir trabajando en energías renovables en el país”, añade.

También en materia de sustentabilidad, una iniciativa inédita se desarrolla en la misma región de Antofagasta, en Bahía Verde, donde la empresa Michelin construye la primera planta de reciclaje de neumáticos mineros de la firma francesa a nivel mundial. “Chile es un país con un ambiente de negocios saludable y políticas económicas sólidas. Es un país que cree en la sustentabilidad, igual que nosotros, por lo que como compañía hemos decidido construir nuestra primera planta de reciclaje de neumáticos en el mundo aquí”, señala Carla Allende, gerente de marketing de Michelin para Chile, Perú y Bolivia. Una vez que se encuentre en pleno funcionamiento, el centro tendrá una capacidad para reciclar 30.000 toneladas por año de neumáticos para vehículos mineros al final de su vida útil.

Chile también se ha posicionado como un polo de atracción para empresas tecnológicas. En 2020, la estadounidense Microsoft anunció su plan «TransformaChile #ReactivaciónDigital», proyecto que pretende la construcción de una región de datacenters en el país y la generación de 51 mil empleos en cuatro años. “Reforzamos nuestro compromiso en el largo plazo con el país, al anunciar nuestra inversión más significativa en el territorio nacional, y que busca contribuir al desarrollo e impulsar la reactivación económica del país” señala Sergio Rademacher, gerente general de Microsoft Chile. Otra tecnológica que ha apostado fuertemente por Chile es Oracle, que luego de abrir su primer data center en el país en 2020, el año pasado anunció la construcción de un segundo, y su directora ejecutiva dijo que Chile está llamado a convertirse en un polo de desarrollo tecnológico.

En la misma industria, la también estadounidense Evernote -que permite capturar, almacenar y sincronizar archivos- anunció en 2019 la instalación en Chile de su primer centro de desarrollo de software fuera de Estados Unidos. “En 2019 iniciamos un centro de desarrollo en Chile por dos razones: disponibilidad de talento y reglas de negocios simples, claras y consistentes. A la fecha empleamos a más de 60 personas, y esperamos seguir creciendo en 2022”, plantea Francisco Mardones, director ejecutivo de Evernote para Chile. “Las empresas de tecnología se encuentran en una permanente búsqueda de talento, y Evernote no es la excepción”, añade.

La alimentación saludable también ha resultado ser atractiva para los inversionistas extranjeros. Un ejemplo es The Live Green Co, una empresa que, en base a un algoritmo llamado Charaka, permite reemplazar los aditivos químicos de productos que habitualmente consumimos con sustitutos en base a vegetales, así como producir empaques 100% degradables. Su creadora, la emprendedora india Priyanka Srinivas, decidió fundar su compañía en Chile y no en su país natal. “A menudo me preguntan ¿por qué Chile? Creo que Chile ha tenido un rol instrumental en el éxito de The Live Green Co”, sostiene Srinivas, y explica que esto se debe a una serie de razones: “El mercado chileno se comporta de forma muy similar al de países desarrollados como Estados Unidos, por lo que es un mercado increíble para probar, aprender y comercializar tu idea antes de hacerla global. Lo segundo son los acuerdos comerciales que tiene con más de 60 países y organizaciones como ProChile e InvestChile, que realmente te ayudan a abrir esas puertas. Finalmente, el apoyo de instituciones gubernamentales como Corfo y Startup Chile”, sostiene. Por último dice que lo más importante es la gente en Chile, que es extremadamente abierta a nuevas ideas, tecnologías y forma de vida”.

Asimismo, la multinacional Nestlé hoy cuenta con 80 marcas en 12 categorías, y sigue creciendo. “Seguimos buscando nuevas oportunidades para operar en el país. Ejemplo de ello es la reciente adquisición de chocolatería fina La Fete, una marca 100% chilena, porque confiamos seguir ampliando nuestra presencia y compromiso con los chilenos”, sostiene Andrés Eyzaguirre, gerente de asuntos corporativos de Nestlé en Chile.