Los retos del Mineduc para el 2024

364

Escribe Carlos Guajardo, Director Pedagogía en Educación General Básica, U. Central.

Luego de que asumiera el actual Ministro de Educación, Nicolás Cataldo, las prioridades de la cartera se han ido ajustando a partir de los principales ejes presentados por el presidente Gabriel Boric, en el marco del presupuesto de la nación para el año 2024; anuncio efectuado en cadena nacional el pasado 28 de septiembre. Al respecto, la inversión en educación se incrementará en un 4,2%, es decir, un poco más de 590 mil millones de pesos destinados en gran parte al ya conocido “Plan de Reactivación Educativa”, que viene a hacerse cargo del impacto generado por la pandemia a nivel mundial. No olvidemos que este plan apunta a tres aspectos fundamentales: nivelar los aprendizajes descendidos, retornar a quienes desertaron del sistema e implementar medidas para salud mental de las comunidades educativas.

Por otra parte, está la deuda histórica con los profesores, que en declaraciones del mismo gremio estas últimas semanas, se atisba una salida “cada vez más cerca” de este anhelo que por tantas décadas ha sido reclamado. Se espera que antes que finalice el año, existan noticias positivas.

Finalmente, existe un compromiso ministerial y de gobierno, para que los jóvenes que tengan mayores dificultades financieras tengan acceso a la educación superior gratuita y a las becas de alimentación. Materia fundamental para un país que considera a la educación como un derecho, pese a que queda mucho por avanzar. Nos quedará esperar que los desafíos del actual Ministro de Educación no partan desde cero, sino que sean complementarios a las que ya se vienen impulsando por la administración anterior. De lo contrario, se podrían convertir en medidas temporales sin una proyección a corto y mediano plazo.

Cuando las problemáticas se relacionan con temas de educación, no sólo perjudica a los estudiantes, también a un país completo que tiene el propósito de salir adelante. Gabriela Mistral ya lo dijo una vez: “La Educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios”.