En 2022 se incautaron 2.805 cajetillas en la región, mientras que, en  el mismo periodo de 2023, la cifra llegó a 4.519. 

Un informe sobre micro incautaciones de cigarrillos de contrabando en la Región de O’Higgins realizado por ALTO reveló un aumento del 61% en la incautación de este producto ilícito durante el primer trimestre de 2023, en comparación con el mismo periodo de 2022. Los procedimientos se llevaron a cabo principalmente en las comunas de Rancagua (1.720 cajetillas), Chimbarongo (1.932), San Fernando (540) y Graneros (240).

Por otro lado, la cantidad de procedimientos policiales también mostró un aumento del 25% en comparación con el periodo anterior. En 2023 se realizaron 20 fiscalizaciones, mientras que en 2022 fueron sólo 16.

El informe destaca que la comuna de Rancagua está presente en los dos períodos con un total de 4.523 cajetillas ilícitas. “Esto indica que la venta de cigarrillos ilegales en esta comuna es más constante que en el resto de la región”, señala el documento.

Cabe destacar que el análisis se enmarca en la información suministrada por Carabineros de Chile y Policía de Investigaciones (PDI) sobre las micro incautaciones de cigarrillos de contrabando en la Región de O’Higgins desde enero hasta marzo de 2023.

Según el estudio “Pack Swap 2022”, realizado por el centro de investigación Mide UC, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, el contrabando de cigarrillos genera una pérdida fiscal de hasta US$800 millones al año.