Tras fiscalizaciones, Seremi de Salud O’Higgins decomisa Pescados y Mariscos en San Vicente

365

Durante el verano mucha gente acostumbra a consumir pescados y mariscos. Por esta causa la demanda aumenta y por supuesto que la oferta también, lo que se traduce desde el punto de vista sanitario en redoblar las fiscalizaciones en los puntos de venta.

En el marco de un verano seguro, la Seremi de Salud O’Higgins han inspeccionado diversos puntos de expendio de pescados y mariscos. En la ocasión gracias a una denuncia ciudadana fueron fiscalizadas diversas pescaderías de la comuna de San Vicente.

Este fin de semana se decomisaron un número importante de productos que estaban siendo vendidos en lugares donde no tenían la autorización para ser preparados.

“Vamos a continuar trabajando en esta línea, tenemos 5 oficinas fuera de Rancagua y cada una de ellas está desarrollado esta labor para que así la población se mantenga segura”, señaló la Dra. Torres.

Asimismo, la titular de la cartera de salud manifestó que “parte de nuestro rol es garantizar que los alimentos que consume la población sean seguros. En ese contexto nosotros fiscalizamos durante todo el año, pero específicamente en época estival se refuerzan algunos ámbitos”.

La Seremi de Salud de la Región de O’Higgins recalcó que es de vital importancia trabajar mancomunadamente con la comunidad, ya que son los ciudadanos quienes colaboran con la seremía para ayudar a mantener una buena salud pública.

“Quiero resaltar el rol que tiene la ciudadanía a la hora de poder alertarnos algunos riesgos a los que pudieran estar expuestos. Está la posibilidad de denunciar y así nosotros iniciar la fiscalización para garantizar que el consumo de los alimentos sean las óptimas”, concluyó Torres.

Entre los alimentos decomisados están: cajas de merluzas, ceviche, varios kilos de reineta, bandejas de machas, ostiones y almejas.

El recorrido de la Autoridad Sanitaria se basó principalmente en la medición de temperaturas de los productos, se inspeccionaron las características físico-organolépticas, como el aspecto general del pescado que está relacionado con la pigmentación bien definida, mucosidad cutánea escasa, transparente e incolora o ligeramente opaca, además de la venta de artículos preparados no autorizados y sin etiquetado.