Este miércoles, la Sección Migraciones y Policía Internacional San Fernando, realizó una fiscalización al interior de un inmueble, ubicado en el Sector Agua Buena, en el que alojaban extranjeros que llegaron a la región para realizar labores agrícolas.

De acuerdo a lo señalado por la PDI, en el lugar fueron controladas 39 personas, de las cuales 37 se encontraban en situación migratoria irregular por ingresar al país a través de pasos fronterizos no habilitados, mantener permisos de residencia vencidos, mantener condenas por delitos previos y/o realizar trabajos remunerados sin la autorización correspondiente.

Según dio a conocer la policía civil, los infractores corresponden a ciudadanos bolivianos, colombianos, haitianos y venezolanos, quienes fueron denunciados a la autoridad administrativa, la cual determinará las acciones que correspondan, según cada caso.