Fiscalización: SMA constata aumento en cumplimiento de las medidas del Plan de Descontaminación

535

El PDA establece medidas para leñeras y límites de emisión asociados a la industria, por lo cual, la Superintendencia del Medio Ambiente fiscaliza durante todo el año calderas, hornos de panaderías, fundiciones de hierro y acero y secadores de granos y semillas.

El Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) del valle central de O’Higgins contiene una serie de medidas que buscan disminuir la emisión de material particulado, en ese contexto, un componente clave en la aplicación de este instrumento ambiental es la fiscalización para asegurar el cumplimiento de aquellas medidas permanente aplicadas durante todo el año y aquellas adicionales que rigen desde abril a agosto de cada año, aplicadas a las 17 comunas del valle central en las que se aplica el PDA: Mostazal, Graneros, Codegua, Rancagua, Machalí, Doñihue, Coltauco, Coinco, Olivar, Quinta de Tilcoco, Rengo, Requínoa, Malloa, San Vicente T.T, San Fernando, Placilla y Chimbarongo.

Son diversos los servicios públicos con competencia fiscalizadora, uno de ellos es la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) de la región de O’Higgins, organismo encargado de fiscalizar la venta de leña en las 17 comunas del valle central durante todo el año, a fin de que su comercialización cumpla con lo que indica el PDA, vale decir, que ésta se encuentre seca al momento de su venta, que el vendedor o distribuidor cuente con un xilohigrómetro que permita a los clientes comprobar la humedad de la leña, entre otros.

Corresponde además a la Superintendencia del Medio Ambiente el control de emisiones de la industria: calderas, hornos de panaderías, fundiciones de hierro y acero y secadores de granos y semillas.

Al respecto, la jefa regional de la SMA, Karina Olivares, explicó que “como Superintendencia del Medio Ambiente generamos a fines de 2021 un programa anual fiscalización para el año 2022, el que busca poder fiscalizar la mayor cantidad de artículos que contienen medidas de control de emisiones que son fiscalizables por nosotros. En este caso el plan de fiscalización incluyó a las leñeras, panaderías, calderas, de grupos electrógenos y fundiciones”.

Tras aplicar el programa de fiscalización anual, la representante de la SMA agregó que han podido constatar  un cambio de comportamiento de los consumidores y una mejora en el cumplimiento de las medidas por parte de las leñeras “por un lado hemos visto que el número de leñerías en las comunas que son parte del Plan de Descontaminación del valle central han ido disminuyendo y esto se debe a que la gente ha preferido otro tipo de combustible para la calefacción de sus hogares distinto a la leña, lo que va reduciendo los puntos de venta y por otro lado, en los locales que aún se mantienen, hemos visto mayores cumplimientos respecto de la venta de leña seca”.

Además, en lo que respecta la fiscalización por el cumplimiento de control de emisión de calderas y grupos electrógenos, Olivares agregó que la SMA puso a disposición una plataforma de seguimiento de las horas de uso de los equipos “y eso también nos ha permitido tener un mayor control y las mismas empresas han aprendido a cumplir”.      

Estos cambios positivos también los han apreciado en la industria panadera, para quienes el PDA establece un límite de emisión de material particulado, quienes han recambiado sus hornos a leña por tecnologías más limpias.

Es así como la jefa regional de la SMA señala que “en general, a lo largo de los años, hemos visto un cambio y un mayor cumplimiento de las medidas que están incluidas dentro del Pan de Descontaminación”.

La Seremi del Medio Ambiente, Giovanna Amaya, sostuvo que “nos parece positivo que cada vez más industrias y leñeras modifiquen sus prácticas productivas a fin de cumplir la normativa ambiental del Plan de Descontaminación Atmosférica. Son medidas permanentes que rigen durante todo el año que conforman un plan robusto y multisectorial que busca no solo descontaminar el aire del valle central, sino que con ello se cuida la salud de la población al mantener a raya el material particulado. Sin duda queda mucho trabajo por hacer y en ello están nuestros esfuerzos como gobierno, para transformarnos en el primer gobierno ecológico de la historia de nuestro país”.