La parlamentaria por O’Higgins presentó un proyecto de resolución para que el Ejecutivo replique el programa “Alimentos para Chile” que se implementó al inicio de la pandemia.

A raíz del aumento de la inflación durante el último año, sobre todo en aspectos básicos como los alimentos, la diputada por la Región de O’Higgins, Natalia Romero, presentó esta mañana un proyecto de resolución para solicitarle al Gobierno que puedan volver a implementar el programa “Alimentos para Chile” durante este año, que consiste en la entrega de canastas básicas a las familias más vulnerables del país, tal como se hizo en 2020 durante el inicio de la pandemia por covid-19.

Al respecto, la parlamentaria recordó que ese año se repartieron alrededor de seis millones de canastas de alimentos a lo largo del país, considerando que las restricciones sanitarias provocaron un incremento en la tasa de desempleo y, además, miles de personas no podían salir de sus hogares, por lo que la medida permitió ayudar a miles de familias de clase media y de más escasos recursos.

Por lo mismo, y advirtiendo que “estamos viviendo una de las peores crisis económicas de las últimas décadas, con un aumento de la canasta básica de alimentos por sobre el 22%”, la diputada Romero sostuvo que es “urgente” que el Gobierno replique dicho programa a la brevedad posible, señalando que “la ayuda que se ha entregado hasta ahora ha sido absolutamente insuficiente”.

“La inflación que estamos viviendo en este minuto está asfixiando a miles de familias de nuestro país, y lo peor es que todos los datos indican que el próximo año la situación seguirá empeorando producto de la recesión económica. Y lo que no queremos es llegar recién a ese minuto para reaccionar, por eso le estamos solicitando al Gobierno que implemente lo antes posible un proceso de entrega de canastas de alimentos que le permita a miles de chilenos, sobre todo los de más escasos recursos, ir superando poco a poco esta grave crisis”, manifestó la parlamentaria.

En esa línea, si bien la representante del Distrito 15 reconoció que el desempleo ha ido bajando durante el último año, aseguró que el poder adquisitivo de las personas “también ha ido disminuyendo significativamente”, por lo que reiteró que “urgen medidas focalizadas que vayan en beneficio de quienes más lo necesiten, y que se implementen de forma inmediata y no tardía”.

“No podemos permitir que los chilenos nuevamente se rasquen con sus propias uñas y agoten todos sus ahorros en superar esta crisis. Hemos visto cómo en los últimos meses han aumentado las compras con tarjeta de crédito y las familias han preferido limitar o cambiar de productos debido al fuerte alza que han sufrido los alimentos. Por eso presentamos este proyecto, para que no esperemos a que la situación empeore para recién llegar con una ayuda”, insistió Romero, quien agregó que en los próximos días debiese votarse el proyecto de resolución, y que en caso de aprobarse dependerá del Gobierno que se implemente lo antes posible.