La representante de O’Higgins cuestionó a las autoridades por negarse a que el beneficio fuera hasta fin de año, por lo que llamó a tramitar la iniciativa con la máxima celeridad.

Como “indiferente” calificó la diputada por la Región de O’Higgins e integrante de la comisión de Mujeres y Equidad de Género, Natalia Romero, la actitud demostrada por las autoridades del Gobierno durante la tramitación del Postnatal Parental de Emergencia, luego que se opusieran a extender el permiso hasta el 31 de diciembre de este año -tal como lo había solicitado la parlamentaria-, provocando que el proyecto se entrampara y no pudiera ser aprobado esta semana.

Al respecto, la representante del Distrito 15 explicó que desde mediados de septiembre que vienen solicitando prorrogar el permiso hasta fines de año, en concordancia con la actual alerta sanitaria que rige en el país. Sin embargo, y pese a que iban a insistir con dicha petición durante la jornada de hoy, el retiro de la urgencia al proyecto provocó que la iniciativa volviera a comisiones y no se convirtiera en ley.

“Una vez más vemos cómo los eslóganes del Gobierno no se condicen ni conversan con la realidad actual de nuestro país. El Postnatal de Emergencia venció el 30 de septiembre, y estamos prácticamente a fines de octubre y recién vienen a presentar la extensión, lo que nos parece inaceptable”, cuestionó la parlamentaria y una de las impulsoras de prorrogar el beneficio.

En esa línea, la diputada Romero insistió en que “pareciera que las actuales autoridades no están considerando que la actual alerta sanitaria, que ellos mismos extendieron, se mantiene vigente hasta el 31 de diciembre”, agregando que “el Gobierno debe ser un poco más responsable en las medidas que adopta, sobre todo cuando se trata de beneficios para las mujeres, porque la falta de seriedad en el trabajo está provocando que aún no tengamos aprobada la extensión del postnatal”.

Por lo mismo, la parlamentaria por O’Higgins llamó al Ejecutivo a enmendar su error y a recoger la propuesta de prorrogar la medida hasta fines de año, mostrándose incluso disponible a suspender la semana distrital -programada a contar del lunes 31 de octubre- con tal de avanzar en la tramitación del proyecto y no seguir dilatando su aprobación.

“A pesar de que la iniciativa tiene un efecto retroactivo, beneficiando a todas las madres cuyo permiso haya vencido a contar del 1 de octubre, no podemos seguir postergando este proyecto, porque son miles de mujeres que ya tuvieron que volver a sus trabajos y que están esperando por su aprobación. Por eso es fundamental que avancemos pronto en un acuerdo y que, si es necesario, citemos a una sesión lo antes posible para avanzar con la iniciativa”, sostuvo la diputada Romero.