Jubilado de Rancagua gana premio de $108 millones en Monticello: “Esta platita me cayó del cielo”

1549

Juan Ortiz obtuvo su primer gran premio en Monticello con una escala real en una partida de póker. Con mucha generosidad, le regaló $2 millones al croupier a cargo de la mesa. Y también regaló dinero a los otros 4 jugadores que estaban participando con él: a 3 de ellos no los conocía.

Todo el mundo en el casino lo felicitó. “Llevo 15 años asistiendo a Monticello, conozco a casi todos los crupieres, y también a casi todos los jugadores de mi edad, he hecho amistad con varios. Es una platita que me cayó del cielo, pero bueno, la vida debe continuar”, declara Juan Ortiz, jubilado desde 2018 tras 43 años de arduo trabajo.

Juan Ortiz no se apura con sus decisiones: no tiene mayor claridad de qué hará con el premio de $108.517.020 obtenido este lunes 1° de agosto tras lograr una escala real en una mano de Texas Hold’em Póker. “No me gusta viajar”, dice, junto con agregar que “ya veré que hago con el dinero”.

Lo que sí tiene claro fue que su visita a Monticello de este lunes resultará inolvidable. “Era como cualquier visita. Llevo años asistiendo regularmente a Monticello, me gusta jugar póker y es la primera vez que gano un premio así, no había logrado hacer ni una escalera de color”, afirma entre risas y con mucha alegría.

Al recordar el momento del triunfo, reconoce que ya llevaba una hora jugando. “Me quedaban $40.000, si se me acababa la plata, me retiraba, como siempre. Pero todo cambió de un momento a otro y me encontré con más de $100 millones en el bolsillo”. Ya le había dicho a los crupieres que si llegaba a ganar, les regalaría dinero y así lo hizo. “Al crupier que estaba en la mesa en realidad no lo conocía, era muy joven, me hubiera tocado alguien que sí y le hubiera regalado más plata”, en referencia a los $2 millones que le entregó. Pero no quedó ahí. A los jugadores que lo acompañaban en la mesa al momento de la victoria, también les regaló dinero, aunque prefiere no dar una cifra. “Llevo mucho tiempo jugando con las mismas personas, pero justo no estaban, solo había una que conocía. A las otras 3 no las había visto antes”.

Manuel Rojas, Gerente General de Monticello, destacó que este premio de $108 millones en una mano de póker se suma a los $171 millones que ya habían entregado hace pocas semanas. “Más de $270 millones entregados en dos premios en menos de un mes es una excelente noticia para nosotros. En este caso, la experiencia de don Juan es llamativa, es un buen ejemplo que Monticello es un casino pagador y que algunos de nuestros jugadores tienen su golpe de suerte antes y otros después, pero las posibilidades de ganar siempre están latentes”, concluyó.