Gremio del espectáculo: “Lo que pasó con Metallica demuestra incapacidad de diálogo del Estado e inestabilidad que se instala para hacer eventos en Chile”

440

“Sal de mi parque, sal de mi estadio, responden a la misma lógica de sal de mi playa. Esa es la forma en que hoy nuestro país se relaciona con el mundo de la cultura y el espectáculo. Esperamos que solo sea un nuevo traspié por el desconocimiento de este sector y su encadenamiento productivo”, acusan desde el sector.

A raíz de la cancelación del concierto de Metallica en el Estadio Nacional por parte del Instituto Nacional del Deporte (IND) y frente a las innumerables negativas de las autoridades a las peticiones del gremio de los espectáculos y de los trabajadores y trabajadoras para que se considerara su realización en el coliseo deportivo y trabajar para lograr en conjunto y de manera objetiva las medidas de mitigación que fuesen necesarias, hoy la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec) manifestó su profunda decepción de que no pudiese lograrse y con ella su preocupación por el devenir del sector.

“Hemos sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia y sentimos que nos siguen castigando, como queda en evidencia ahora con lo ocurrido con el Estadio Nacional. Fuimos los primeros en parar con la crisis sanitaria y los últimos en regresar tras más de dos años y recibimos un nuevo golpe que afecta directamente a muchas pymes, trabajadoras y trabajadores que aún no pueden retornar y que viven en base a deudas. Este es un sector que lo único que quiere es trabajar y con estas acciones solo nos llevan a la desesperanza, la tristeza y la congoja. Se entiende que deban subsanarse los retrasos de nuestro principal recinto deportivo de cara a los próximos Juegos Panamericanos, pero no así, que el precio lo paguen los espectáculos de tan alto valor para la reactivación y fomento del sector”, señaló Jorge Ramírez Arrayás, gerente general de Agepec.

El gremio reconoce la disposición del Ministerio de Salud y la capacidad de diálogo del Subsecretario Cuadrado y de su equipo en torno a las medidas del nuevo Paso a Paso, que comienzan a vislumbrar futuro y que aún son perfectibles, pero lamentablemente en paralelo se han suscitado una serie de otros hechos que instalan incertidumbre e inestabilidad para realizar eventos en Chile.

“Lo que pasó con Metallica en el Nacional demuestra la preocupante incapacidad de diálogo del Estado de Chile con esta actividad e instala una peligrosa inestabilidad para hacer eventos en el país. Sal de mi parque, sal de mi estadio, responden a la misma lógica de sal de mi playa. Esperamos que solo sea un nuevo traspié por el desconocimiento de este sector y su encadenamiento productivo”, explicó Ramírez.

Para Ramírez, “las pérdidas de todo tipo que implica el cambio de recinto, en este caso del Estadio Nacional al Club Hípico, son muy sensibles. También vulnera los acuerdos previos con la banda, decenas de tratos y contratos y deja en un muy mal pie a las producciones nacionales para el futuro”.

Además, “la productora deberá forzosamente plantear una nueva infraestructura que esperamos el público sepa apoyar; así como esperamos que los proveedores y los que perderán su trabajo sepan entender las nuevas condiciones. En síntesis, que las posibles externalidades negativas gocen de toda la comprensión posible por parte de las diferentes autoridades que se relacionan”, finalizó Ramírez.