CGE informa que la interrupción de suministro que afectó a 3.567 clientes del sector suroriente de Rancagua entre las 14:23 y 15:32 horas de hoy, se debió al robo de cables en la subestación Cachapoal de propiedad de CGE Transmisión.

Las brigadas de emergencia realizaron maniobras para restablecer el suministro eléctrico a los clientes, en tanto personal del área de transmisión se encuentra ejecutando las labores de reposición del material sustraído.

Este es el segundo robo que afecta a la subestación Cachapoal, ya que durante la noche del jueves 31 de marzo se produjo el mismo delito, afectando a 11.572 clientes sel sector surponiente de Rancagua. Ante estas situaciones, la empresa ha puesto a disposición de las policías y el Ministerio Público los antecedentes para perseguir penalmente a los responsables.

La empresa lamenta los inconvenientes que esta situación pudo provocar en sus clientes, por motivos ajenos a su responsabilidad.

Cabe señalar que CGE está en permanente contacto con las autoridades y participa activamente en la Mesa Regional de Robos de Cables de O’Higgins, entidad público-privada cuyo objetivo es disminuir las cifras de este delito en forma conjunta con otras empresas, policías y fiscalía.