Spikevax está indicada para un esquema primario de dos dosis, aplicadas en un intervalo recomendado de 28 días. La vacuna de Moderna se transformó en la séptima inoculación contra el coronavirus en ser aprobada para su uso en el país.

Este miércoles, el Instituto de Salud Pública (ISP) validó el uso de emergencia desde los 12 años de la vacuna contra el COVID-19 del laboratorio Moderna.

Con esto, la vacuna mRNA 1273, también conocida como Spikevax, se transformó en la séptima inoculación en ser aprobada por el ISP para su utilización en el país.

Según indicó el organismo revisor, Spikevax está indicada para un esquema primario de dos dosis, en un intervalo recomendado de 28 días.

Asimismo, señaló que se encuentra aprobada para su uso, con registro sanitario, en Canadá, Suiza y Estados Unidos, y cuenta con autorización de emergencia en más de 50 países, entre ellos Argentina, Colombia, México, Paraguay, Reino Unido y la Unión Europea.

El ISP consideró que el perfil de seguridad de la vacuna se considera favorable, ya que los beneficios potenciales de su aplicación superan a los riesgos conocidos.

La vacuna de Moderna es de ARN mensajero (ARNm), donde las células receptoras reciben la instrucción del ARNm de sintetizar la proteína del Spike del SARS-CoV-2, permitiendo que el cuerpo genere una respuesta inmune y retenga esa información en las células de memoria inmunológica.

Además, la autoridad sanitaria aseguró que la eficacia demostrada en los primeros estudios clínicos realizados en 2020, en participantes que recibieron la serie completa de vacunas, fue de aproximadamente un 94%.

Moderna informó que actualmente se encuentran realizando estudios clínicos incluyendo una dosis de refuerzo específica contra la variante Ómicron.