HRLBO no registra pacientes hospitalizados en Urgencia, pese a un aumento del 75% de sus consultas

229

El incremento de 150 a 250 consultas diarias con 0 hospitalizaciones, se debe al trabajo entre los servicios de Urgencia Adulto y Gestión de Camas del hospital, que ha sido capaz de disminuir los tiempos de espera y optimizar las atenciones.

Preparándose para el posible escenario pandémico de las próximas semanas, que prevé un aumento importante de personas con sospecha de contagio de Covid-19 en las dependencias de Urgencia del Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), los funcionarios de los servicios de Urgencia Adulto y Gestión Camas trabajan en un plan de apoyo que les permite satisfacer con seguridad y oportunamente las necesidades de salud que cada paciente expone a su llegada.

La internalización del concepto de equipo y su puesta en práctica, ha sido clave para lograr la eficiencia que demanda este plan que, basado en la coordinación y comunicación efectiva entre servicios, evidencia su buena ejecución cuando se observa un crecimiento importante en la cantidad diaria de consultas que llegan a Urgencia (comparadas con misma fecha 2021) pero que no chequea pacientes internados. Al respecto, la Dra. María José Pérez, jefa (S) Unidad de Urgencia del Hospital Regional de Rancagua sostuvo “el año pasado promediamos 150 atenciones en el servicio, ahora alcanzamos las 250, en una oportunidad incluso las 300 en un mismo día, pero la pandemia nos ha instado a perfeccionarnos y trabajar conjuntamente con otros servicios como ha sido con Gestión Camas del hospital, para lograr reducir a cero las hospitalizaciones, implicando una colaboración continua entre ambos, la que ha brindado una optimización y disminución importante de los tiempos de espera, ya que los pacientes se derivan a las unidades correspondientes conforme la condición de salud que presentan”.

Para el Dr. Lenin España, jefe de Gestión de Camas del Hospital Regional de Rancagua, la coordinación no solo involucra a Urgencia del HRLBO para procurar un trabajo efectivo, ordenado y sistemático con fluidez y constancia, en cuanto a demanda de hospitalizaciones, sino que abarca también la participación directa de las distintas unidades y servicios del hospital, señalando que, “desde el año 2009 hemos venido desarrollando en conjunto estrategias y acciones que nos han permitido hoy cumplir con una demanda permanente de pacientes, aun en tiempo de pandemia, lo que nos posiciona con firmeza hacia las necesidades que se generen” Por otra parte, expresó que “somos conscientes de que, si le ofrecemos el acceso adecuado al enfermo, el resultado al respecto de su enfermedad va a ser mejor a que si se queda esperando en urgencia sin acceso a cama”. 

La Dra. María José Pérez en tanto, subrayó que “si bien es cierto ahora el panorama pareciera alentador para nosotros, debemos ser cautelosos y no relajarnos porque la pandemia y sus variantes proyectan que aumentemos las consultas en el servicio. En ese sentido, este plan pretende también agrandar la dotación en cuanto a enfermeros, kinesiólogos, médicos, técnicos y auxiliares, contemplando la eventual reinstalación de carpas de emergencia, esto para responder con rapidez y pertinencia a los pacientes que concurren hasta acá y concentrarnos en aquellas patologías agudas de alto impacto”.

En relación a los pacientes que padecen covid-19, Pérez fue enfática en destacar que “no hemos tenido pacientes hospitalizados a causa del coronavirus en nuestras instalaciones de urgencia, pero sí hemos observado que hay una gran cantidad de consultas respiratorias que llegan de forma intermitente, y es en ese sentido que hacemos un llamado a mantener una actitud preventiva y solidaria, que conozcamos y utilicemos de buena forma las redes de atención pública. Lo que no reviste mayor gravedad se debe canalizar a través de Atención Primaria, como son los Centros comunitarios de Salud Familiar o Cesfam, SAPU, SAR, para no saturar el espacio que podría ser requerido por alguien que sí concurre grave al Servicio de Urgencia del HRLBO y necesita atención inmediata”.

Finalizando, la Dra. Expresó que “cada día es diferente en torno a las consultas que llegan hasta nuestro servicio, pero podemos decir que deambulan entre las respiratorias, pacientes diabéticos y/o hipertensos descompensados, politraumatismos y traumatismos asociados a accidentes de tránsito, estos últimos vinculados a la sensación de relajo propio del término de restricciones sanitarias como las cuarentenas, que hacen que circulen sin prestar, muchas veces, atención a las condiciones y entorno. Por eso es que impera no relajarse para mantener control sobre el aumento y cifras inferiores o nulas en hospitalizaciones en el tiempo”.