El presidente de la Asociación Gremial de Industriales del Pan explicó que el alza de este producto estaría asociado al costo del dólar, la importación del trigo, el aumento en el precio del gas y las materias grasas. «Si tenemos precios más altos y bajo consumo, nos va a afectar bastante a los panaderos», dijo Juan Mendiburu.

El valor del pan podría sufrir una importante alza de precio: según las estimaciones más pesimistas, el kilo de este producto podría llegar a los $1.700.

En conversación con CNN Chile, Juan Mendiburu, presidente de la Asociación Gremial de Industriales del Pan (Indupan), explicó que esta nueva alza se debería principalmente a factores externos.

“El 70% del trigo que se consume en Chile es importado, viene principalmente desde Estados Unidos o Canadá, además el precio del dólar ha afectado”, aseguró.

En ese sentido, también detalló que “el otro 30% del trigo se produce en la novena región, ahí hay menos hectáreas sembradas. Se proyecta una baja en la producción durante la cosecha nacional en enero del próximo año”.

“Las materias grasas que llegan desde a Argentina han subido un 30%, entonces los panaderos somos el último eslabón de la cadena y tenemos que dar la cara al público, el alza ya no aguanta más”, añadió.

En esa línea, sostuvo que “el futuro es muy incierto porque no sabemos qué pasará más adelante porque dependemos de factores externos”.

Respecto a las variables internas que llevarían al aumento en el valor del pan, Mendiburu afirmó que “también tenemos un grave problema que es el consumo del gas: subió la industria en más de un 40% y en Santiago las panaderías trabajan principalmente con gas por un tema ambiental”.

El presidente de Indupan manifestó que en Chile el pan ya ha subido “entre los $150 y $200” y que no está claro si va a continuar en alza, ya que “depende de cada panadero, todos ajustan sus bolsillos”.

Por último, Mendiburu abordó la posibilidad de la disminución en el consumo de este producto. “Algo ha disminuido, además ahora viene el factor del verano que baja el consumo de pan. Esperamos un verano bastante malo porque si tenemos precios más altos y bajo consumo, nos va a afectar bastante a los panaderos”.