El mandatario sería sometido a juicio político tras la investigación periodística internacional que lo vincula con el caso de compraventa del proyecto minero Dominga. “Hay un respaldo transversal de la oposición y, además, existen algunos parlamentarios de derecha que están dispuestos a revisarla”, aseguró la diputada Claudia Mix.

La oposición presentará este miércoles la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera, luego que la investigación periodística internacional Pandora Papers reveló que el mandatario tuvo vinculación con el caso de compraventa del proyecto minero Dominga.

El libelo acusatorio requiere de 78 votos a favor para que sea aprobado por la Cámara de Diputadas y Diputados. Posteriormente, pasaría al Senado, donde se necesita el voto favorable de dos tercios de los parlamentarios para que el juicio político se haga efectivo.

Durante este lunes, la diputada de Comunes Claudia Mix anunció: “queremos ingresar la acusación constitucional el miércoles y para eso están trabajando nuestros asesores y asesoras”.

“Tenemos la convicción de que en la Cámara de Diputadas y Diputados se va a aprobar. Hay un respaldo transversal de la oposición y, además, existen algunos parlamentarios de derecha que están dispuestos a revisarla”, aseguró. “Esperamos que ocurra lo mismo en el Senado”, agregó.

Mix también señaló que “el presidente está siendo investigado por la Fiscalía por haber cometido graves delitos tributarios y cohecho, pero además ha ejercido un notable abandono de deberes, ha comprometido el honor del país, ha mentido y ha tomado decisiones que afectan nuestro medio ambiente, por lo que también tiene que asumir sus responsabilidades políticas”.

“Su defensa se hace insostenible. Piñera es un peligro para Chile”, concluyó.

¿Qué dijo Piñera?

Luego que este viernes la Unidad Especializada de Anticorrupción de la Fiscalía anunció que abrirá una investigación de oficio contra el presidente por el caso de compraventa de Dominga, el mandatario respondió a las acusaciones reiterando que en su momento fue declarado inocente por las diferentes instancias judiciales.

“Tuve una participación indirecta en el proyecto de la Minera Dominga que fue hace más de 10 años. Los antecedentes de esta venta fueron conocidos por la Fiscalía, por el Tribunal de Garantía y la Corte Suprema. Todos ellos determinaron la inexistencia de delitos y la inocencia de mi persona“, aseguró.

Debido a esto, enfatizó en que “no compartimos la decisión anunciada hoy por la Fiscalía, de iniciar una investigación sobre una causa que ya fue conocida y juzgada. Como presidente nunca he ejecutado ninguna acción, ni he realizado ninguna gestión relacionada con Minera Dominga”.

A su vez, aseguró que hace más de 12 años se desligó de la administración de sus negocios y que confía en que la justicia lo reconocerá como inocente de dichas acusaciones.

Por último, el mandatario confesó que este proceso ha afectado a su entorno, mientras que su principal objetivo ha sido trabajar para los chilenos.

“Estas injustas acusaciones son muy dolorosas no sólo para mi persona, sino que también para mi familia y para todos quienes participamos de este gobierno. Mi objetivo siempre ha sido ser un buen presidente, al servicio de todas las chilenas y chilenos. Y, sobre todo, un presidente al servicio de quienes más lo necesitan”, concluyó.