La iniciativa busca colaborar con la implementación de estándares y mecanismos de transparencia – vía capacitaciones y otras acciones específicas – , de manera de posibilitar que la entidad pueda ir más allá de lo que establece la Ley de Transparencia.

Este miércoles en la ciudad de Rancagua, la presidenta del Consejo para la Transparencia (CPLT) encabezó una visita a la región para formalizar una instancia de cooperación institucional con la municipalidad de dicha comuna para potenciar la implementación de una serie de acciones en transparencia, derecho de acceso a la información, integridad entre otras materias.

A través de la firma de un convenio, el Consejo prestará una serie de capacitaciones en la línea del Programa de Apoyo Integral que el CPLT está implementado a nivel comunal y regional en el país. Acorde con ello, la titular de Transparencia detalló: “los municipios son capaces de asumir nuevos desafíos y formalizar procesos para la gestión en transparencia y la prevención de la corrupción, fortaleciendo así la democracia y la confianza ciudadana en el Estado”

Asimismo, la entidad pondrá a disposición del municipio la plataforma Portal de Transparencia para el cumplimiento de las obligaciones en materia de derecho de acceso a la información y transparencia activa. Algo similar ocurrirá con los distintos canales de atención que ofrece el Consejo para apoyar las acciones del municipio.

Por su parte, el alcalde de Rancagua, Juan Ramón Godoy comentó lo importancia de la participación ciudadana y la transparencia: “tenemos que avanzar a una cultura en relación a la gestión pública de cara a los ciudadanos y con transparencia y probidad es lo que queremos, un Rancagua transparente”.

Ir más allá de lo que establece la ley

De la Fuente subrayó que: “Nuestro compromiso con el sector municipal se manifiesta en la voluntad de acompañar y orientar en materias de transparencia no sólo a municipalidades, sino también a asociaciones y corporaciones municipales”.

También comentó que el ecosistema de transparencia y probidad no sólo está integrado por la Ley de Transparencia sino también por otras normativas que permiten combatir la corrupción como la Ley de Lobby, la Ley de Probidad y otras regulaciones que colaboran con elevar los niveles de transparencia en el sector público.