La expansión de los ocupados fue incidida principalmente por los sectores de construcción con un 48,7%, seguido del comercio (17,7%) y transporte (24,8%).

Este martes, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer que en el trimestre entre mayo y julio de 2021 la estimación de la tasa de desocupación nacional fue de 8,9%.

La cifra significó un descenso de 4,2 puntos porcentuales (pp) en 12 meses, producto del alza de la fuerza de trabajo (9,9%), menor a la presentada por los ocupados (15,2%) y a la disminución de 25,0% en los desocupados, incididos por los cesantes (-25,9%) y aquellos que buscan trabajo por primera vez (-12,2%).

Según sexo, la tasa de desocupación de las mujeres se situó en 9,2% y la de los hombres en 8,7%, decreciendo 3,3 pp. y 4,8 pp., respectivamente.

Los ocupados tuvieron un aumento de 15,2% incididos tanto por los hombres (14,9%) como por las mujeres (15,6%). Por su parte, el segmento de ocupados ausentes (que representó el 9,5% del total de ocupados), disminuyó 42,0%, lo que es equivalente a 562.819 personas.

El INE también informó que la expansión de los ocupados fue influida por los sectores de construcción (48,7%), comercio (17,7%) y transporte (24,8%). En tanto, por categoría ocupacional, los principales aumentos se presentaron en trabajadores por cuenta propia (37,5%) y asalariados formales (8,6%).

La tasa de ocupación informal se situó en 26,9% creciendo 4,6 pp. en doce meses. Asimismo, los ocupados informales aumentaron 38,9% incididos, tanto por los hombres (39,0%) como por las mujeres (38,8%), y por los trabajadores por cuenta propia (54,5%).

Estacionalidad y volumen de trabajo

La tasa de desocupación ajustada estacionalmente elimina los efectos de los factores exógenos estacionales de naturaleza no económica que influyen en su comportamiento coyuntural. En este sentido, el indicador estimado fue 8,7%, retrocediendo 0,7 pp. con respecto al trimestre móvil anterior, como consecuencia del aumento de la fuerza de trabajo (0,6%) y la disminución de los desocupados (-6,6%) y el aumento de los ocupados (1,4%).

En 12 meses, el volumen de trabajo medido a través del número total de horas efectivas trabajadas por los ocupados creció 30%. De igual modo, el promedio de las horas trabajadas aumentó 12,8%, llegando a 36,3 horas.

La tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial alcanzó 19,2% con una disminución de 11,0 pp. en el período. En los hombres el indicador se situó en 17,3% y en las mujeres en 21,8%. La brecha de género fue 4,5 pp.

Situación en la Región Metropolitana

Finalmente, el INE señaló que en la Región Metropolitana la tasa de desocupación del trimestre entre mayo y julio de 2021 alcanzó 9,5%, registrando una disminución de 4,0 pp. en doce meses, producto del alza de 14,2% de la fuerza de trabajo, inferior en magnitud a la variación registrada por los ocupados (19,6%). Por su parte, los desocupados se contrajeron 20%, incididos principalmente por los cesantes.