Mal funcionamiento del teléfono, una batería que se descarga muy rápido, aumento del consumo de datos, publicidad no deseada, números extraños en el listado de llamadas y SMS son las señales que pueden ponernos bajo la pista.

El malware móvil es uno de los mayores riesgos a los que está expuesto un smartphone, sobre todo ahora que con el teletrabajo su uso ha aumentado exponencialmente. Documentos, datos bancarios, contraseñas, información personal y corporativa… Cada vez se guarda más información en estos dispositivos y, por ello, aumentan las razones por las que los cibercriminales intentan infectarlos con malware. Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial, te explica cuáles son los síntomas que deben hacer saltar las alarmas y pensar que tu teléfono está infectado:

1.     El funcionamiento: una de las primeras señales que pueden indicar que un malware ha infectado un teléfono móvil es que se dé una ralentización del dispositivo, que las apps o programas se cierren de forma automática sin razón aparente o que incluso algunas herramientas, como la linterna, dejen de funcionar. Estos cambios son una señal de alarma, sobre todo si sucede después de haber instalado algún programa o haber pinchado en algún enlace que puede haber descargado algún programa malicioso.

2.     La batería se descarga muy rápido: si no se dedica mucho tiempo a su uso y, de una manera llamativa y en un corto espacio de tiempo, la carga pasa de estar completa a menos de la mitad, hay que revisar el dispositivo. Para ello, desde Check Point recomiendan acceder al apartado de ajustes y, en la sección dedicada a la batería, comprobar cuáles son las aplicaciones que más consumen para detectar cuál puede ser el origen.

3.     Aumenta el consumo de datos: si de forma repentina aumenta la factura de datos, puede deberse a la descarga de aplicaciones (sin que el usuario lo haga de forma proactiva), ya que estas apps maliciosas consumen gran cantidad de datos al intercambiar información con el centro de control de comandos de un ciberdelincuente. Para solucionarlo, lo mejor es ir a la lista de apps y desinstalar todas aquellas que no resulten familiares o conocidas.

4.     Ver publicidad en la barra de notificaciones: en caso de que comiencen a aparecer anuncios en las notificaciones del móvil, es casi seguro que el dispositivo tenga un virus. Conocido como adware móvil, este tipo de programa malicioso tiene como objetivo mostrar anuncios no deseados en la pantalla del teléfono. Cuando se ejecuta, el malware esconde su icono para evitar que se elimine, al mismo tiempo que comienza a distribuir anuncios en la pantalla, independientemente de si el usuario esté dentro de la aplicación o no. 

5.     En el listado de llamadas y SMS aparecen números extraños: otra señal de alerta puede que en el listado de llamadas aparezcan números no conocidos, generalmente extranjeros. Además, también puede darse el caso de que el teléfono envíe de forma autónoma mensajes SMS a números no habituales o incluso a todos los contactos. Este hecho no sólo puede generar un coste económico para el usuario, sino que también sirve al ciberdelincuente para difundir malware incluyendo enlaces maliciosos en estos mensajes. Por tanto, si un mes hay un aumento en los gastos sin motivo aparente por servicios que no se han utilizado, es momento de analizar el estado del dispositivo.

“Por lo general, los dispositivos móviles suelen ser los más vulnerables a este tipo de ataques porque no suelen estar protegidos, convirtiéndose en un blanco fácil para los cibercriminales. Es importante contar con medidas de seguridad para proteger los dispositivos, ya que la prevención es la mejor de las armas para evitar cualquier tipo de problema. Ahora es más importante que nunca tomar todas las precauciones disponibles, ya que es cada vez más común guardar datos personales y corporativos en nuestros dispositivos móviles y, de no contar con protección alguna, convertirse en víctima de un cibercriminal es más que probable”, alerta Gery Coronel, Country Manager para la Región Sur de América Latina de Check Point Software.

Check Point cuenta con SandBlast Mobile, una solución de protección contra amenazas móviles que protege los dispositivos corporativos frente a ataques móviles avanzados. Asimismo, SandBlast Mobile protege los dispositivos de los empleados de aplicaciones infectadas, ataques de Man-in-the-Middle a través de Wi-Fi, exploits del sistema operativo, y enlaces maliciosos en mensajes de SMS. Es decir, proporciona seguridad móvil al prevenir, detectar y evitar los ciberataques más sofisticados.